Zapple

 

Zapple Al Otro Lado del Espejo de Apple

En 1969, cuando los Beatles se encontraban en la cima del panorama discográfico mundial, dos de sus miembros contribuyeron a la creación de un proyecto tan controvertido como provocador, donde el límite lo estableció la propia imaginación de sus autores: una experiencia sónica fuera de toda vertiente musical.

 

Cuando los Beatles decidieron en 1968 crear el sello Apple Records, dentro de su conglomerado financiero Apple Corps, lo hicieron básicamente por tres razones fundamentales: 1º conseguir mayor control financiero, 2º autopromocionarse bajo un sello exclusivo y 3º promocionar a nuevos autores.

No voy a entrar en toda esa vorágine que supuso Apple, en todos los conflictos que provocó y en las repercusiones que tuvo de cara al futuro del cuarteto ya que eso nos llevaría probablemente más de un artículo. Sin embargo, voy a detenerme en un pequeño proyecto, poco conocido, al que los de Liverpool denominaron Zapple Records.

Si imagináramos un sello bizarro donde publicar todas y cada una de nuestras ideas más estrambóticas, un sello sin límites comerciales y sin patrones publicitarios donde reinara la pura libertad de expresión musical  en su vertiente más 'friki', entonces estaríamos describiendo a Zapple, un proyecto fracasado que pudo haberse convertido en toda una declaración de principios artísticos, y que por su propio contenido anárquico acabó enterrado antes de tiempo.

Las continuas disputas entre los miembros del grupo se extrapolaron también al terreno musical, donde cada cual buscaba o quería realizar cosas totalmente distintas. Muchas de esas ideas o proyectos no pudieron ver la luz a través de los Beatles porque ello implicaba el acuerdo tácito de todos los miembros del grupo, y ese tipo de armonía, a partir de 1968, no volvería a suceder salvo en contadas ocasiones.

Zapple fue una ramificación del sello discográfico Apple, creado en 1968 por Barry Miles, un amigo cercano de Paul McCartney (curiosamente Paul no llegó a utilizarlo, una pena, a saber qué nos hubiese preparado teniendo en mente ideas como Carnival Of Light).

El proyecto Zapple apenas duró 8 meses, y en él se incluyeron dos álbumes (o algo parecido) que hoy en día permanecen casi en el más absoluto de los anonimatos, probablemente porque a nadie le interesa airear las ideas más estrafalarias y menos comerciales del grupo de Liverpool.

Ambos trabajos no son especialmente disfrutables, pero sí que introducen al oyente en un universo sonoro cuasi desconocido: la experimentación de dos artistas, que tenían parte de su capacidad para explorar nuevos campos contenida por ese muro de perfección que debían ser los Beatles, se desata en total libertad, proponiendo retazos musicales de antología bizarra para la posteridad.

La fecha de publicación es exactamente la misma, aunque el correspondiente a Harrison se editó como Zapple 02. Hagamos un breve repaso por el contenido de ambas obras.

 

John Lennon / Yoko Ono, Unfinished Music Nº 2: Life With The Lions

9 de mayo de 1969

Segundo trabajo experimental tras el controvertido Unfinished Music Nº 1: Two Virgins (famoso por la portada nudista de los dos artistas). Aquí John y Yoko llevan sus excentricidades hasta límites nunca vistos hasta la fecha, incluso hoy día es un trabajo cuanto menos 'diferente'.  Constaba originalmente de 5 pistas, sin embargo en 1997 sería sorprendentemente reeditado por el sello Rykodisc (perteneciente a Warner Music), donde se incluyeron dos pistas más inéditas hasta entonces, quedando finalmente configurado en 7 cortes sin desperdicio. Una cita de George Martin acompañaba la portada del álbum: ''sin comentarios''.

Cabe destacar como anécdota que la editorial Espiral cuando publicó en 1982 las letras completas de John Lennon en su carrera en solitario, el traductor añadió una frase aclaratoria a modo de excusa sobre este álbum: ''pido perdón a los lennómanos, tuve que tirar la toalla''.

Cambridge 1969 – 26:29

 

Entonaciones de Yoko adornadas con la guitarra de John. Al final saxo y percusión. Caviar Beluga señores, aún hay expertos intentando descifrar algunos sonidos, no es broma.

No Bed For Beatle John – 04:41

 

Si bien la idea es original, la estridente voz de Ono no ayuda con el resultado final. Tanto John como su compañera se dedican a repasar las portadas de los periódicos matinales cantado a capela los titulares que hacían referencia a ellos. Podemos escuchar como Lennon tuvo que dormir en un saco para dejar libre su cama del hospital a un paciente o como los Beatles ganaban la batalla del lp desnudo, entre otros datos igual de interesantes, si esto no es vanguardista e innovador…

Baby’s Heartbeat -  05:10

 

Grabación de los latidos del futuro hijo de la pareja. Lamentablemente el bebé fue abortado por Yoko. Da un poco de repelús la grabación, no nos engañemos.

Two Minutes Silence – 02:00

 

En memoria del bebé. El link lo he puesto para los más curiosos del lugar.

Radio Play – 12:35

 

Sonido ambiente de estar por casa con la radio encendida, pero ojo, sale ''ob – la – di – ob – la – da''. Esta pista daba por concluido el proyecto original, pero como sé que os está entusiasmando os propongo una escucha de los dos temas añadidos en la reedición de 1997. A disfrutar.

Song For John – 01:29 

 

Visto lo visto, ¡¡gran tema de Yoko!! El arpegiado tiene cierta reminiscencia a Julia de The Beatles.

Mullberry – 08:57

 

La mezcla de guitarras afinándose junto a la voz de Ono es de lo más desgarrador jamás publicado, sin mencionar la percusión 'modo indio' de la pieza. Una verdadera delicatesen para los paladares más exquisitos.

El disco en su momento vendió la nada despreciable cifra de más de 60.000 copias (desconozco las cifras posteriores de Rykodisc).

 

George Harrison, Electronic Sound

9 de mayo de 1969

Mucho antes de la explosión de la electrónica y los sintetizadores dentro del panorama musical, el 'silencioso' George publicó una de sus trabajos más experimentales. Armado tan solo con un sintetizador Moog, confeccionó la totalidad del álbum (incluidos los dibujos de la portada, que incluía en la funda una cita atribuida a 'Arthur Max': ''a nuestro alrededor hay mucha gente haciendo mucho ruido, aquí hay un poco más''), que disponía de dos únicas pistas:

Under The Mersey Wall – 18:42

 

No Time Or Space – 25:07

 

Este álbum fue uno de los pioneros en la utilización de sonidos sintetizados, si bien como puede apreciarse ambos cortes son básicamente pruebas de sonido, especialmente el segundo, por el que además Harrison fue demandado por Bernie Krause, alegando este último que se trataba de una demostración que él había realizado para George. La repercusión fue mínima y no llegó a entrar en la lista de éxitos británicos, sin embargo es ahora cuando puede realmente apreciarse el valor intrínseco de un proyecto semejante en 1969. Fue el segundo álbum en solitario de Harrison y el último publicado por un Beatle en Apple Records.

Zapple se diluyó como un azucarillo en una taza de té, a pesar de tener varios proyectos avanzados que iban a ser publicados, o no, por el sello (Zapple 03 un álbum con lecturas de Richard Brautigan, Zapple 04 uno grabado y editado por Lawrence Ferlinghetti, Zapple 05 uno de Michael McClure y Zapple 06 otro de Lenny Bruce). Alan Klein, manager de los Beatles por aquel entonces a tiempo completo (odiado por Paul McCartney. y que acabó demandado por los cuatro miembros de la banda), decidió con el supuesto beneplácito de John Lennon cerrar el chiringuito. Lo que nos privó sin duda alguna de muchas más experiencias místicas como las aquí  expuestas.  Pero como dice la canción, ''el sueño ha terminado'', o para quien lo prefiera, porque sobre gustos no hay nada escrito, ''la pesadilla ha concluido''.

Bernabé Ramone

Unfinished Music Nº 2: Life With The Lions

Unfinished Music Nº 2: Life With The Lions

George Harrison

George Harrison

Zapple_Selfzine
Zapple_Selfzine