Blank & Meier Ye+llo

Boris Blank y Dieter Meier anuncian carreras en solitario, pero nadie ha dicho nada de que Yello desaparezca en un futuro próximo (es más, parece ser que están grabando de nuevo). Tengo la impresión de que esta bifurcación sólo va a multiplicar lo que ya hacían unitariamente, que ya era mucho, y va a potenciar los lados desaprovechados de cada uno. 

Boris puso encima de la mesa Convergence, un álbum de electrojazz con la cantante Malia que salió el 24 de enero, y pondrá Avant Garden, un triple álbum de música para vídeos (algunos dirigidos por él mismo) que saldrá el próximo julio. Dieter, por su parte, lanzará Out Of Chaos (que además es el título de su autobiografía) el 11 de abril, su debut en solitario, un disco donde da rienda suelta a su pasión por la chanson, el electro y el dub.

De entrada, da la impresión que unos señores que ya están en la sesentena y que han vendido 14 millones de copias de discos de su grupo de toda la vida se aburren, cosa que dudo en su caso. Sólo hay que imaginar que llegados a este punto quieren hacer otras cosas más propias, algo, o bastante, diferentes a las que ya estaban haciendo hasta el momento. Ya que Boris es músico, y lo suyo no es cantar, que mejor que dedicarse a ilustrar escenas en movimiento a golpe de sonidos sintéticos (los instrumentales de Yello ya nos ponían en antecedentes). Dieter, como es cantante y letrista, quiere dar rienda suelta a su voz en compañía de músicos de 'verdad' encima de un escenario (verdadero fin último de su primer largo, ya que hay gira prevista de 9 fechas para mayo-junio, cuando con Yello en 35 años sólo había tocado dos veces, Londres y Nueva York), sirviendo ése como pista de despegue.

Convergence no es más de lo mismo. Esta vez (no es ni la primera, ni la última, con Yello) con ayuda de voz femenina, la de Malia. El hecho de que sea ella, y no otra (es de Malawi, y además canta jazz), hace que el álbum vaya por unos derroteros no muy frecuentados por Boris. No es nada del otro jueves, pero no desentona lo más mínimo con la obra anterior del sr. Blank. Avant Garden, en cambio, es más arriesgado de lo habitual en él, y conecta directamente con los dos discos que grabó Yello con Ralph Records (el sello de los Residents) allá por 1980-1981, cuando aún eran un trío.

Dieter se ha vuelto bastante más participativo a la hora de montar su proyecto. Ha contado con una serie de músicos y productores, entre otros, el trío formado por Ben Lauber (Apparat Band y al.), Nackt (Apparat Band y al.) y T.Raumschmiere, que le ha servido como base para grabar su estreno individual a lo grande (a los 69 años, porque en 1978 ya editó un par de 7''). Si tomamos como referencia el primer single, Loveblind, el telón de fondo construido entre todos hace que su voz 'suene' diferente.

yello.com

Le presupongo larga vida al dúo de músicos más famoso de Suiza, en conjunto o en solitario, como Yello o Boris Blank y Dieter Meier, ganas y pasta larga no les falta.