Somewhere In The Future

 

Somewhere In The Future Con Amor desde Rubí City

Amor al arte con muy buen gusto, muchas influencias musicales y pocos recursos que da al dúo, al menos por ahora, para poder editar un ep digital, de un tecno-pop de gran factura (No Heroes Waiting To Save You), que salió en el sello independiente norirlandés TONN RECORDINGS (tonnrecordings.bandcamp.com) el 3 de octubre pasado.

 

¿Quiénes son Dani Mor y Marta-Chan, y cómo surge Somewhere In The Future?

Son nombres medio inventados para que no nos encuentren en Facebook, ya sabes... Aunque no son totalmente al azar, tienen un porqué, y como tienen cierta sonoridad se quedaron como nombres artísticos. Nos conocimos porque somos del mismo círculo de amistades, bares, etc. de Rubí. Aquí la gente va a según qué sitios dependiendo de sus inclinaciones musicales. Dani colaboraba en un grupo (Modern Theories) con un colega, Vicente, y necesitaban una cantante, y colaboré con ellos un tiempo. Yo salí del grupo al poco tiempo, y un par de años después Dani necesitaba otra cantante, y surgió SITF.

¿Cuánto tiempo de andadura lleva SITF? ¿Cuáles son vuestras respectivas inclinaciones musicales, partiendo de la base de que hacéis electronic-synth-wave-futurepop?

Llevamos un año y medio, aproximadamente. En nuestra música hay infinitas influencias: dark wave, new wave... todas las wave, britpop, indie, grunge, punk, post-punk... Desde Joy Division, The Smiths, Apoptygma Berzerk, Covenant, Dead Kennedys, Fischerspooner, Front 242, y muchísimos más.

Somewhere In The Future

Es decir, que el sonido de SITF viene tanto de la música pop alternativa como de la electrónica EBM. Eso es perceptible en los temas que conforman vuestro ep para el sello TONN RECORDINGS. Habladme de ese trabajo, que viene precedido del tema Mad Machine.

Que fuera precedido por Mad Machine fue decisión conjunta entre nosotros y el sello, porque este tema es muy característico del sonido del grupo, tanto a nivel musical como de la letra, pero no fue el primero, ni mucho menos. Los temas muestran nuestra visión del mundo, y las letras critican la estupidez del ser humano. Aunque no decimos nada en concreto, se intuyen nuestras ideas de forma subjetiva, aunque siempre están abiertas a la interpretación de la gente. Por ejemplo, en Masses and Chorus hay una historia detrás. La verdad es que nos reímos mucho haciéndola porque va sobre alguien de nuestra edad que ha salido de fiesta por accidente, y a la mañana siguiente se da cuenta de que ya no es su lugar, de que allí ya no pinta nada. Hay ciertas etapas de la vida que ya han pasado, y en las que ya no se debe insistir.

También en el ep incluimos un bonus track, 8th Passenger, que está inspirado en Alien, una de nuestras perlículas favoritas, en la que incluimos, como efectos de sonido, cortes del film.

Si surge un tema que no sigue mucho el estilo de otro es debido a nuestras múltiples influencias, y porque queremos tener una línea abierta, no hacer todos los temas iguales. Alguno será más punk, otro más melancólico, o más dark, dependerá de cómo haya ido el finde. Somos un grupo de domingo por la tarde, no hay problema.

¿Qué aporta cada uno de vosotros al grupo? A nivel composición musical, vocal, letras de las canciones (siete en total, incluyendo el bonus track)…

Bueno, la composición musical suele ser de Dani. Él muchas veces me presenta temas, y luego trabajamos para darle forma como grupo, y ahí viene lo divertido. Las letras a veces son de Dani, otras veces son mías, o conjuntas. Es cuando más nos reímos. Y los arreglos finales son de nuestro colega Vicente (KWK). No tenemos la suerte de poder quedar mucho, y por eso el poco tiempo que dedicamos es para solapar el trabajo de cada uno, y acabar de dar forma a los temas. Normalmente los temas salen a la primera toma porque no tenemos huevos de repetirlos (risas).

Somewhere In The Future

¿Todos los temas de vuestro ep son interpretados vocalmente por Marta-Chan? ¿Mejor en inglés?

No, hay temas en los que sólo canta Marta, pero en varios de ellos cantamos los dos. Nos gusta más cuando cantamos los dos. El tema del inglés es que los temas salen en ese idioma, a mí no me salen en castellano, ahí se nota mi mayor influencia, la música británica. Al synth wave le entra más la sonoridad del inglés. Como ejemplo curioso, uno de los temas que ha tenido más éxito es Electronic Dream. Cogimos la idea inicial que tuvo Marta para hacer la melodía en un inglés inventado (haruwachu), y nos gustó tanto que así se quedó. ¿Por qué no? ¡Incluso a nuestro sello, TONN RECORDINGS, que es norirlandés, les hizo mucha gracia!

Precisamente en el tema mencionado, Electronic Dream, ambos interpretáis vocalmente a dúo. ¿En qué otros temas cantáis a dúo?

En Electronic Dream hay dos hilos diferentes de melodía, parecen dos personas, pero es Marta haciéndose los coros. Los temas cantados por los dos son Masses and Chorus, When You Realise y The Beginning, en la que se combina por mi parte un tono más melódico-melancólico, y más punk por parte de Marta.

En la parte creativa online, en vuestro canal de YouTube, ¿quién realiza las videocreaciones que ilustran vuestros temas? Habladme un poco de ello.

Los clips son bastante caseros. Alguno lo hizo Dani Mor, The Beginning lo hizo nuestra amiga Peiton, y, por ejemplo, el de Masses and Chorus lo hicimos entre los dos, con imágenes de las fiestas de nuestra city (Rubí). No tenemos mucho tiempo para dedicarnos a ello.

Centrémonos en el encaje de SITF en el sello independiente TONN RECORDINGS, radicado en Belfast (Reino Unido). ¿Cómo se produce ese interés en ficharos? ¿Por qué creéis que vuestra música encaja en él?

Fue el propio sello quién se puso en contacto con nosotros porque escucharon los temas en Soundcloud, y nos ofrecieron trabajar con ellos para sacar el ep adelante. Inicialmente hablamos de sacar un single previo al ep, y decidimos que debía ser Mad Machine. El hecho de que se fijaran en nosotros es porque es un sello que se dedica exclusivamente a la música electrónica, y después de intercambiar los primeros e-mails, descubrimos que nuestras intenciones con respecto a la música son muy parecidas. Es decir, nosotros queremos ofrecer nuestra música gratuitamente porque no tenemos ningún tipo de pretensiones, y TONN es un sello pequeño al que tampoco le mueve precisamente ganar pasta con lo que hace, sino promover grupos afines a su estilo.

Somewhere In The Future

Aunque no tengáis inicialmente pretensiones económicas, lo vuestro va en serio. ¿Hay intención por vuestra parte, o de TONN, de presentar vuestro repertorio en directo?

Jaja, esta pregunta es bastante escabrosa para nosotros. Si sólo podemos quedar los domingos por la tarde para hacer música,  ¿crees que nos vamos a ir por ahí de gira? Ahora en serio, nos encantaría hacer directos, pero no tenemos 20 años, y además nuestro tiempo es muy limitado. Tampoco tenemos el típico local o un sitio para quedar y ensayar con todo montado. Ya nos gustaría. Nuestro amigo Vicente nos cede su estudio para ensayar los temas para algún directo, y sí que nos gustaría presentar el ep en algún local de Barcelona, y emitirlo en directo en streaming. Y en nuestro 'pueblo' hay un par de festivales a lo largo del año para grupos locales donde seguramente tocaremos para la peña. Pero lo de tocar en directo no es una prioridad para nosotros, al menos de momento.

A eso me refería, a alguna presentación a nivel local o en el marco de un festival. Ya que dais a entender que lo vuestro es por amor al arte, ¿cómo valoráis el actual panorama musical y su comercialización a través de Internet?

¡Porque no queremos, que si no, anda que no! (risas). Lo estábamos hablando entre nosotros, y la verdad es que ahora mismo hay una corriente de grupos que nunca hacen directos, sólo presentan su trabajo online.

¿Qué opináis de plataformas como Spotify y de la nueva 'industria digital' alrededor de la música?

Personalmente ya nos encontramos con problemas en Spotify para publicar 8th Passenger por historias del copyright (aunque finalmente ha salido): "que si de dónde sacáis los samples... " Como grupo siempre pretendes estar en las plataformas de mayor alcance para la gente, y nosotros hemos logrado hacerlo de forma gratuita, aunque les pareció muy extraño tanto al sello como a Spotify. Una vez vendimos un tema en Bandcamp por 25 centimazos, del que obtuvimos una ganancia de 14 céntimos porque dos intermediarios se quedaron con el resto. Si lo extrapolamos a grupos de alta tasa de venta, esta gente se queda con la mitad del valor de tu trabajo por hacer de intermediarios. Es indignante, y luego se quejan de la piratería...

Toni Rubies (Imposible)