The Self Party

Una de las cosas más divertidas que conozco en esta vida es poder pinchar música ante humanos. Y más si estos bailan disfrutando de las canciones que vas poniendo. Y si encima muestran su alegría a golpe de alarido o gesto animal parecido, llegas sin remedio al orgasmo sónico casi instantáneo.

Pues eso es lo que vamos a intentar el sábado próximo, 17 de mayo, en el Rex Room del Razzmatazz de Barcelona, como celebración de una resurrección no prevista por ninguna pitonisa hipster. Nos gusta la música, y que hay mejor que poder compartirla con nuestros semejantes.

Para tal magna ocasión hemos invitado a tres figurones de la escena, en el amplio sentido de la palabra, de aquí, por sus pasados, presentes y futuros. A saber, Álex Martín, Marc Piñol y Miqui Puig (RUR no existe, va y viene).

Álex Martín

Álex Martín está en el ajo electrónico desde 1994. Hasta 2001 estuvo grabando, solo o en compañía, bajo los seudónimos de A3k, Álex Martín Ensemble, Arexx, The Fat Db, Iberian, Microcomposer, Oxident Audios, Sideral, Earcloud, Full Duplex y Álex Martín, para los sellos Hypnotism, Pagoda, Higlamm, Minifunk, Boozo, Recorder, Cosmos, Different, Quality, Playhouse, F Communications, Zen, Geometrik, Pod y Klang Electronik. Ahí es nada. Nadie ha igualado aquí tal cantidad en tan poco tiempo, trabajando fuera y dentro como si no hubieran fronteras. Luego el silencio, alterado solamente por apariciones puntuales en sellos propios, que no han provocado reverdecer antiguos laurales, pese a que quién tuvo, retuvo. Aún es joven, y el porvenir siempre es incierto.

Marc Piñol

Marc Piñol fue antes periodista que dj, y de los muy buenos, doy fe de ello. Empezó a publicar cuando Álex comenzó a grabar, y se puso a pinchar cuando aquel estaba en la cresta de la ola (1997). Aún me acuerdo de otra fiesta de Self que tuvo lugar en el Benidorm por aquellos días, más o menos. Una de las más sicotrónicas en las que he participado, donde también estaba pinchando Marc desde algo que era lo menos parecido a una cabina. Al cabo de año y medio se convirtió en residente del Nitsa. Todo lo que viene después es éxito tras éxito, remezcla tras remezcla y doce pulgadas tras doce pulgadas, mientras dejaba su residencia dorada para volar alto y libre por esos cielos europeos.

Miqui Puig

Miqui Puig es una estrella. Y punto. Cantante de Los Sencillos, vocalista en solitario, dj culto, con programa de radio propio, con experiencia televisiva de diverso pelaje, actor en ciernes y periodista con piel amateur y alma profesional. Se le quiere por lo que vale, y por lo que le critican los papanatas descerebrados. Envidia cochina en una tierra de mediocres. A estas alturas ya no tiene que demostrar nada. Su personalidad le antecede, y sus canciones le delatan. Además, sabe poner en cada momento lo que tiene que sonar, y eso es un plus, y si no que se lo pregunten al Boss.

RUR

RUR es RUR, el único telonero que cierra, así que poco podremos decir de él.

Elegimos a los cuatro para que pusieran música en este party porque representan el poliedrismo de este fanzine, creemos a pies juntillas que no nos hemos equivocado lo más mínimo.

Alberto Balsam