Refectori Hermano Refitolero

Y nadie se atreve allí a preguntar algo sobre la lectura o sobre cualquier otra cosa, para que no haya ocasión de hablar, a no ser que el superior quiera decir algo brevemente como edificación. 

 

¿En qué momento de tu vida decides comenzar a hacer música? ¿Qué te incita a dar el paso?

Todo comenzó con mi hermano mayor. Yo tendría unos 5 o 6 años, era la época del eurodance, la mákina, etc. Recuerdo ir a su habitación, darle al play a los casetes que tenía de Thunderdome, gabber de los 90… Temas con melodías pesadas al ritmo de jungle que me abrieron la mente al mundo de la música electrónica. 

A los 15 empecé a trastear con un software DAW, el famoso Fruity Loops. De manera intuitiva intentaba crear instrumentales de hip-hop de los 90, como Mobb Deep, o también downtempo y trip-hop

Más adelante fui descubriendo más géneros y estilos musicales hasta topar con el que de verdad me identifico. Entonces es cuando de verdad me lo tomé en serio, y decidí abrir un canal en Soundcloud, y subir las piezas. El ver que desde el otro lado de la pantalla había gente que le gustaba, me causó motivación para seguir adelante con el proyecto que llevo actualmente.

¿De dónde surge tu nombre artístico?

Tenía canciones hechas, pero lo que no tenía era un nombre, así que una tarde decidí buscar en un diccionario de arquitectura que me regaló Eva, mi pareja. Quería algo relacionado con el brutalismo arquitectónico, pero finalmente al leer la definición de Refectori, rápidamente, sin dudarlo, supe que ése era el nombre con el que me equilibro, no por nada religioso, sino por el concepto, que realmente me gustaría metamorfosear a la hora de realizar un directo: una vez la gente entra en silencio me complacería obsequiarles con la música que he compuesto durante estos años.

Eres bastante joven para el musicón que haces, ¿cuáles son tus metas? ¿Objetivos? ¿Hacia dónde te diriges?

Muchas gracias por tus palabras. La verdad es que mi meta es crecer y evolucionar, probar nuevos métodos y experimentar con los sonidos. No me he definido un objetivo en concreto, pero sí que me gustaría, y desearía, poder viajar, que gente de todo el mundo me brinde la oportunidad de poder tocar para ellos, y que al finalizar recuerden durante ese día, o el resto de la semana, partes del directo tal y como me ha pasado a mí al ver tocar a algún artista. 

¿Me puedes hablar de tus métodos de creación?

Empecé con pocos recursos, así que mis posibilidades eran limitadas. Me aproximaba a la creación musical de diferentes maneras. A veces se me pasaba por la mente algún ritmo, así que desde ahí iba desarrollando el resto del tema. Y viceversa, empezaba con una melodía, y poco a poco iba añadiendo los demás componentes.

Actualmente tengo muchas melodías y ritmos inacabados, que no me convencen o no sé cómo seguirlos, así que empiezo un nuevo proyecto, y reúno todas las muestras que tengo de diferentes proyectos anteriores.

Refectori Selfzine

Generas unas atmósferas para mí únicas, impactantes, elegantes, llenas de alto contenido emocional… ¿De dónde las sacas? ¿Utilizas sonidos propios?

Al principio utilizaba plugins VST que, o bien ofrecía el propio programa con el que voy produciendo, o que procedían de otros fabricantes. Actualmente estoy grabando sonidos propios a través de la grabadora Zoom H5, y los manipulo, o voy seleccionando fragmentos que me interesan en busca de nuevas texturas.

¿Qué implican los silencios?

Para mí son fundamentales, los silencios también son sonido. Creo que te ayudan a entrar, y a formar parte de la historia que quieres contar o escuchar. A su vez creo que es importante saber dónde entrará un silencio para que el conjunto sea congruente. 

De tus creaciones hasta el momento, ¿de cuál estás más satisfecho? ¿Por qué?

Es una creación que aún no se ha publicado, pero que próximamente se podrá escuchar. En el tema aparecen sonidos que se grabaron en un bosque avasallado de rocas, y no sé si fue el sonido de un pájaro o algún ruido que había a mi alrededor, pero de ahí apareció la atmósfera. Me gusta el resultado de la mezcla porque me causa esa sensación que parece que la tierra se remueva y hable por sí sola, como si se produjera un terremoto. El momento en que lo grabé fue mágico, el silencio reinaba.

¿La música industrial, el dark ambient o el noise son odio, o es simplemente un extremo?

Para nada es odio. Puede que gente que no haya escuchado nunca esos géneros los considere de esa manera, o los relacione con la negatividad o agresividad. Para mí es pureza. Considero que, por ejemplo, en el dark ambient o en el noise hay sonidos que son propiamente naturales, físicos, que estamos habituados a escuchar, pero que dejamos pasar y los concebimos como ruido de fondo, ya sean los motores de un avión, el tráfico… Es por eso que hasta diría que es uno de los núcleos referentes a la música, más que un extremo.

¿Cuáles son los artistas que más te han influido a nivel internacional? ¿Y nacional?

A nivel internacional, The Haxan Cloak, los ritmos férreos de Emptyset, las atmósferas sólidas y naturales de Rainforest Spiritual Enslavement, el dúo sueco SHXCXCHCXSH, que con sus melodías son capaces de transportarte a paisajes nórdicos, la banda alemana de doom jazz Bohren & Der Club Of Gore, y el compositor de la saga de videojuegos de Silent Hill Akira Yamaoka.

A nivel nacional, el dúo gallego Esquelas o Exotèric Continent. Aunque no sólo me inspiran artistas musicales, sino también encuentro motivación en el mundo audiovisual, por ejemplo ante el proyecto de Albert Serra titulado La Singularitat.

 

¿Música electrónica en directo o en diferido?

Siempre se agradece que sea en directo. Considero que de esa manera la atmósfera y la experiencia serán únicas, y nunca se volverá a repetir fielmente. Por otro lado, si es en diferido no lo encuentro arriesgado.

¿Cómo crees que se podría disociar la electrónica con el mundo de la noche? ¿Escuchar y salir de fiesta es algo indivisible?

Creo que es irremediable, más en las grandes ciudades. La única manera que veo, al menos por lo que conozco en Barcelona y alrededores, es asistir a eventos que empiecen por el mediodía o por la tarde, que aún así siempre habrá alguien que se lo tome como irse de farra. Pero claro, luego siempre está el evento donde tocará por la noche, en un club, alguien importante para pocos, lo que para muchos será una fiesta más, dándoles lo mismo lo que suene.

¿Por qué la mayoría de músicos electrónicos tocan solos? ¿Te gustaría que esto se viera de otra forma? 

Creo que por el procedimiento creativo, porque nace una relación entre la persona y la máquina en la que parece que ambas estén más unidas. Tienes tus ideas de composición en la cabeza, y sabes como transmitirlas adaptándolas a tus medios. Los instrumentos con los que disponen seguramente les ofrezcan miles de posibilidades para crear, y por eso creo que la mayoría tocan sol@s, es un continuo diálogo. De todas formas, no me importa si finalmente tocan sol@s o con más músic@s mientras que las ideas estén bien enfocadas y suene correcto, eso es lo que realmente valoro. 


¿Qué opinión tienes acerca de las colaboraciones?

Es una manera de crecer, conocer y ver desde otro punto de vista tu trabajo y el de las otras personas con las que colaboras, porque al fin y al cabo cada uno tiene su estilo personal, y aportar tu entidad y aparecer en ellas acaba resultando una experiencia nueva.  

Refectori Selfzine

¿Un dj puede ser tratado como un músico aunque sus sesiones no tengan canciones propias?

Bajo mi punto de vista si se trata de realizar mezclas de canciones, y que éstas concuerden y pueden crear una canción nueva, entonces sí que considero al dj como músico, porque ha buscado un discurso, una historia que va evolucionando, y que previamente habrá dedicado horas escogiendo al detalle los temas. Pero si lo que haces es bajar el fader de un tema, y subes fader del tema que viene a continuación, no teniendo nada que ver con el anterior, entonces no veo el término de músico. 

Una pregunta que me gusta mucho hacer en nuestro entorno, ¿cuáles fueron tus primeros recuerdos musicales?

Mis primeros recuerdos musicales son los videojuegos de la Mega Drive y la PSX. Había juegos con los que me pasaba rato escuchando el track. También recuerdo los casetes que ponían mis padres en el Renault 5, ver a mi hermano pinchando vinilos, llegar del colegio y poner la película que todo niño y niña tiene como favorita, los dibujos animados…

¿Cuáles son tus planes a corto plazo?

No tengo planes pensados concretamente, pero sobre todo tengo en mente volver a tocar con gente que ama esta escena, en especial a ti Pablo, a Lucy, a Miguel y a Andrés, a quienes desde aquí les mando un abrazo enorme, y les agradezco que me hayan ayudado a avanzar y a moverme en este mundillo. Y también conocer gente y compartir nuevas experiencias.

Me dicen que te pregunte cómo has llegado tan lejos siendo tan joven.

Todo ha sido gracias a personas que he ido conociendo durante estos años, y que les estoy agradecido por la oportunidad. También escuchar música de diferentes géneros y el cine me han ayudado a explorar la mente y experimentar.  

¿Te ves tocando de viejo? 

En casa sí, hasta que los oídos aguanten. En directo me veo más escuchando y disfrutando de nuevos talentos, y seguramente de nuevos sonidos y proyecciones.

Hasta la fecha, ¿cuáles han sido tus mejores actuaciones, o mejor dicho, con cuáles has quedado más satisfecho? 

Nunca olvidaré la primera vez que toqué en directo, fue en Bicefal, en la sala Freedonia, estaba nervioso, pero al final acabó como lo deseaba, el sonido me dominó, me sentí pequeño, y era justo lo que quería. También para terminar la tercera edición de Jornada WAV, me sentí cómodo, todo a oscuras, y los flashes de la estrobo seguían los golpes de percusión, siempre lo recordaré.

¿Para cuándo un disco? ¿Tiene importancia el formato? 

De cara al año que viene ya se está preparando la salida de mi próximo proyecto junto con el sello Hedonic Reversal, fundado por Miguel Sueiro y Andrés Satué. Para la mayoría de gente seguramente no tiene mucha importancia pues al fin y al cabo todos vamos a Internet a escuchar música, pero para mí tiene un valor significativo, forma parte del proyecto mostrarlo en físico, ya sea casete, vinilo o cd. 

¿Planes para lo que queda de año y el siguiente?

Estoy combinando estudios, trabajo, y lo que tengo de tiempo libre para dedicarlo a la música y también a proyectos audiovisuales, ya que me gustaría añadirle imagen a las canciones.

¿Qué significa para ti ‘la escena’? 

Poder interpretar y manifestar tus ideas, compartirlas con personas, y que éstas las puedan transmitir a través del movimiento físico.

Refectori Selfzine

¿En que estado de salud se encuentra la música electrónica en directo en Barcelona?

Encuentro cierto estado de debilidad en la escena underground, en muy pocas ocasiones he visto en clubes tocar en directo, casi siempre ha sido en eventos o festivales. 

¿Qué escuchas últimamente? 

Ahora que se avecina el frío entra genial el dark ambient de How To Disappear Completely o Svarte Greiner, trip-hop como Matera o Portishead, algo de doom jazz, post-punk, y también me gusta escuchar en esta estación del año a Erik Satie.

¿Cuáles han sido los conciertos más importantes a los que has asistido? 

La primera vez que vi a The Haxan Cloak en 2013. Aparte del concierto que fue espectacular, la situación en la que me encontraba puesto que se necesitaba la pulsera de un festival para poder entrar, y finalmente tuve buena suerte y la conseguí.

Otro de los conciertos fue Roly Porter en el Auditori de CaixaForum. Eva y yo llegábamos tarde, y al abrir la puerta del auditorio estaba sonando Cloud, y ese momento de ir bajando las escaleras mientras rebosaban los graves fue fantástico.

Y finalmente viajar a Amsterdam expresamente para un evento, la primera edición de Katharsis en Warehouse Elementenstraat, donde tocaron muchos artistas que seguramente no tenga la oportunidad de escuchar en Barcelona.

¿Por qué generalmente no llevas visuales? ¿Qué implica para ti un discurso visual? ¿Tienes pensado algo al respecto?  

No he tenido la oportunidad de prepararme visuales, pero como he mencionado anteriormente en una de las preguntas estoy en proceso de agregar discurso visual, aunque también me gusta tocar con poca luz para que el público no se distraiga. Prefiero a veces que cierren los ojos y se imaginen su historia. Añadir visuales también es una manera de fusionar cómo quieres que se muestre la música, el significado que te transmite, lo que llegas a visualizar con los sonidos, y de alguna manera, cómo lo representas. 

Si pudieras diseñar la forma de ofrecer un directo de otra manera, ¿cómo sería?

Estoy estudiando un grado de Multimedia, y me gustaría en un futuro darle uso a todos esos conceptos, embarcarlos en los directos, jugar con la sincronización de luces y sonidos en espacios inmensos, que el sonido sea envolvente, que aparezca en el suelo, en el techo, y que de alguna manera te sientas diminuto ante toda la atmósfera que te rodea. 

 

Pablo Gil