1995

Self nació de forma espontánea tras conocerse cuatro personas en una reunión en un medio de comunicación diferente a éste. Vimos que aquello no nos gustaba, y creímos que era mejor editar el nuestro propio. Hablamos de principios de 1995, y de música electrónica. En esos días esto era un desierto, con sólo un incipiente oasis: el Sónar. A partir de ahí la cosa creció, como creció Self. Aumentamos en formato y páginas, y editamos varias cintas y un doble cd recopilatorio. E incluso, en el último número, llegó el color. Nos atrevimos a publicar 17 números, y en septiembre de 2000 llegó el silencio. 


+

De repente, a finales de 2013, se nos ocurrió volver recuperando la esencia primigenia, la de fanzine puro y duro, en papel virtual, e interactuando con todas las posibilidades que ofrece Internet: audio, vídeo y redes sociales. Además hemos digitalizado los números antiguos para que todo el mundo pueda disfrutar libremente de ellos. Esperamos llegar más lejos, en todos los aspectos, que la vez anterior. Ganas no nos faltan.


Self 04 blanco.jpg

2014

En esta 'nueva' etapa lo único que cambia en Self es cómo vamos a presentarnos. Es un producto con nuestras líneas maestras: claridad en la forma y 'seriedad' en el contenido. Redondeamos el núcleo central del proyecto con un canal en Vimeo (imagen) y una página en Bandcamp (sonido). Nuestra intención, y única filosofía, es seguir siendo un fanzine. No queremos traicionar el espíritu que nos vió nacer y morir, y el único viable en estos momentos. Deseamos que dure en el tiempo, y ser un referente en su especialidad. Somos modestos, pero con iniciativa.