Nightmares On Wax

 

Nightmares On Wax Pretty Dark

Ha llegado el momento de destruir las etiquetas, las modas, las recomendaciones... y todos los prejuicios que se pongan por delante, sólo ha de quedar el gusto, la esencia, lo básico... Por mucho bagaje adquirido, por mucha sapiencia acumulada, nada es comparable a notar cómo algo que suena alrededor tuyo, vagamente, en un momento dado, y en un segundo plano ligeramente apagado, te acaba atrapando por los siglos de los siglos, y no abandona nunca tu dna sonoro. Y ése es mi caso con Les Nuits (o con Nights Interlude, tanto monta, monta tanto) de Nightmares On Wax, la canción más bonita del proyecto menos warpiano dentro del faro del fin del mundo sintético en que se ha convertido Warp Records con el paso del tiempo

 

Por cierto, NOW acaban de cumplir 25 años, y lo han celebrado con un pastel de cumpleaños mastodóntico  (un recopilatorio que dura tres horas, cuarenta y tres minutos y diez segundos) titulado N.O.W. Is The Time (en mi caso tiene ese calificativo tan aparentemente desagradable al oído porque son dos cds y dos vinilos, 42 temas, bajo el epígrafe Deep Down Special Edition, pero para el resto de los mortales no completistas no lo será tanto porque sólo son 28 los que forman la edición estándar, que además se le puede añadir a modo de propina un libro 12” x 12” con fotos no publicadas, memorabilia y extensas entrevistas a Steve Beckett, cofundador de Warp, Kev Harper, primer comiembro del dúo, Robin Taylor-Firth, segundo, y al propio George a cargo de Bill Brewster, autor de Last Night A DJ Changed My Life), que se sopló el 16 de junio pasado. Y a cuenta de todo eso escribo estas líneas tan poco objetivas (yo también, Bruto, hijo mío) dentro del subjetivismo lúdico-festivo-onanista reinante (cada vez me apunto a menos fiestas, pero ésta no me la podía perder). El primer cd lo han titulado Nightmares By Day, y tira básicamente de la época trip-hop. El segundo lo han bautizado de manera muy original como Nightmares By Night, y se centra en el lado techno soul. Los extras vinílicos son remezclas debidas a JD Twitch Optimo, Morgan Geist, Loco Dice, LFO, Special Request, Acid Mondays, Mr Scruff, Hungry Ghost y Ashley Beedle (ahí es nada los amigos que tiene el sr. NOW), y para los muy enfermos Warp acaba de sacar un 12” con dos remezclas de Aftermath a cargo de Ricardo Villalobos & Max Loderbauer. Seguro que no serán las últimas.

George Evelyn (o sea, NOW, y también DJ EASE) empezó con Kevin ‘Boy Wonder’ Harper (al que conoce de sus tiempos de bailarín de breakdance en la crew Solar City Rockers) allá por 1988 (aunque en 1984 ya empezó a mezclar con 2 platos y 2 platinas, siendo su entrada en Warp en 1989), debutando discográficamente en largo en 1991 con A Word Of Science: The First And Final Chapter, soft techno de ecos ácidos aderezado con ciertas dosis de hip hop (muy bleep sound negro de la época, muy Warp de los principios). Después de cuatro años de silencio, y ya siendo Evelyn en solitario (Kev ha dejado el proyecto para dedicarse a djear), el sonido se va decantando hacia la suavidad de un chill out jazzy sinuoso y mántrico, teniendo a Robin Taylor-Birth como maestro y escudero fiel de George, hasta nuestros maduros días de este verano del año 14.

Nightmares On Wax

George no ha sido muy prolífico (7 álbums, amén de un DJ Kicks y un Late Night Tales), porque hay que reconocerle su labor como dj, promotor de sello propio (e iniciativas varias) y longevo cazador de samples, y eso quita mucho tiempo a la creación pura y dura. Y encima vive en Ibiza (Santa Gertrudis), y está casado desde hace 5 años. Demasiados estímulos para desarrollar una carrera artística lógica y previsible. Quizás todas estas variantes variopintas provocan finalmente mi devoción hacia un tipo que se decanta por el blanco y negro, envuelto en volutas tropicales, de una manera tan elegante y adictiva.

Me sabe mal que esos cuatro años de travesía del desierto no nos permitieran ver hasta dónde podría haber llegado ese primerizo arranque tan ‘electrónico’ que tuvo, y que le fue tan bien (el primer pelotazo de Warp fue Dextrous, su primer single, que vendió 30.000 copias y que llegó al Top 75, y que salía en el debut largo de NOW), que los emparentaba con gente del sello que pasó demasiado pronto a mejor vida (Forgemasters o Tricky Disco, bajo la tutela omnipresente del productor Robert Gordon). Pero Warp viró muy rápido hacia el bleep techno blanco, momento que coincidió con la deserción de Robert Gordon y con la reivindicación de la figura de Richard H. Kirk (el Sheffield old school), lo que significó la implantación instantánea, y por la puerta grande, de aquello tan ‘importante’ que fue la Artificial Intelligence (Polygon Window, Autechre, B12, The Black Dog… ), que se llevó por delante todo vestigio del principio de los principios. Quizás por eso se decantó hacia la faceta de dj (empezó en The Headz Club en Leeds) y empresario discográfico (su propio sello, Poverty Records, y su continuación, Wax On Records), para posiblemente mitigar y diluir el castigo estilístico que le propinó su sello de toda la vida. Volvió al mundo discográfico de la mano de Mo’ Wax, incluyendo un tema suyo en Headz (A Soundtrack Of Experimental Beathead Jams (1994). Está claro que aprendió pronto del revés, e hizo de su diferencia una meta de éxito diáfana.

Nightmares On Wax

Nightmares On Wax

Ahora lo tenemos en el mejor momento de su vida artística, en pleno N.O.W. Is The Time Tour, que desde mayo, y hasta finales de septiembre, lo lleva de medio gira mundial (Europa y los USA) con su banda de directo (los vocalistas Ricky Ranking y Mozez (Zero 7), el percusionista Shovell (M People), el batería Grant Kershaw y su inseparable en estos momentos Robin Taylor-Firth), o como dj. Además tiene un programa de radio en Ibiza Sónica (Wax Da Box), donde pone su música, la de su sello y la que le gusta; una sesión de dj diurna (a la hora de la puesta de sol) que se llama Wax Da Beach, y otra nocturna (ésta semanal), que recibe el nombre de Wax Da Jam, ambas en su querida Ibiza. Ésta última es lo más parecido a un club que tenga como dueño a George: ha montado en la isla hippytech por excelencia un party underground, rollo warehouse ilegal, a golpe de un sound system diseñado por él mismo (altavoces y amplificadores), y aderezado por MCs. El artistal total del siglo XXI (o algo bastante parecido).

Un tío de Leeds que partió del indie, lo gótico y la new wave (eso dice que tenía en su primaria colección de discos) para llegar a crear una mezcla infalible de hip hop + reggae + techno + electro + trip hop + dub + funk (que él define como “hip hop experimental con ideas e influencias de reggae y soul”), y que reconoce que sólo baila breakdance cuando está borracho, merece todo mi reconocimiento porque es de verdad, porque no se conforma con lo fácil y habitual y porque no sólo sabe darle al play. Al final del camino el equipaje suele ser leve. Has salvado lo realmente necesario, lo que provoca que vuelvas cíclicamente a releer páginas que ya te sabes de memoria, que nunca te aburren y que te llenarán siempre mucho más que las presuntas tentaciones por descubrir, que nunca catarás por desidia a lo prescindible, a lo superfluo, a lo eternamente vacuo. Que así sea siempre... (No he fumado nada mientras escribía estas líneas, que conste... ).

Luciano Alvarez

nightmaresonwax.com

N.O.W. Is The Time en SoundCloud 

N.O.W. Is The Time en SoundCloud 

 


N.O.W. Is The Time

N.O.W. Is The Time