Thick

Des Âmes Libres, Thick (Nøvak, 2015)

Des Âmes Libres reaparecen en el panorama musical con su segundo disco de estudio, Thick, que no es otra cosa que, inconscientemente, un zarandeo a parte de las propuestas de música electrónica que suenan por aquí y por allá. Producido por Pedro Pina, grabado entre París y Barcelona, el trabajo ha llegado en formato vinilo, una edición limitada de 250 copias en blanco virginal, ideal para girar una y otra vez en un plato de discos.

Si hace un par de años, con su primer trabajo, ya trazaron las principales líneas de su firma, musicalmente hablando, y tuvieron una buena acogida entre el público y crítica underground, ahora las subrayan y reafirman con pulso firme. Actualmente Des Âmes Libres suenan a Des Âmes Libres y a nadie más, y cualquier parecido con otras realidades es pura coincidencia.  Naturalmente que sus influencias ahí están, a lo dime con quién andas y te diré quién eres, o lo que es lo mismo, una buena base de electrónica, post-punk y rock. Pero lo cierto es que tomando como referencia estos tres estilos predominantes, logran construir un producto muy personalizado, alejado de convencionalismos. Una buena dosis de imaginación y creatividad, una importante carga de energía en las composiciones y una clara voluntad de hacer música de calidad y diferenciada del resto, es lo que define los dos trabajos de esta banda que de un tiempo a esta parte va ocupando un lugar dentro de la escena underground actual.

Entrando de lleno en su Thick, e intentando hacer una especie de radiografía general de su contenido, comparándolo irremediablemente con su anterior disco, referente obligado para argumentar los cambios que pueden haber en su actual trabajo, la primera novedad es que existe un claro predominio de la electrónica. Seguramente la implicación de Pedro Pina tiene mucho que ver en este aspecto en tanto que Des Âmes Libres han contado con su inestimable participación para que sonasen precisamente cómo querían sonar esta vez, más electrónicos. Apostar sobre seguro tiene sus ventajas.

Por otro lado, sólo hay que escuchar la totalidad de su último disco para darse cuenta que mantienen su no-linealidad, cosa que demuestra que, siempre respetando sus propias bases, trabajan dentro de unos cánones de libertad que les permiten integrar sonidos pop, electrónicos, rock o noise, entre otros. Des Âmes Libres zigzaguean cual culebra escurridiza entre estilos musicales, básicamente por el propio conocimiento que tienen de estos, y entre guitarras que trabajan como pads y teclados que lo hacen como guitarras, cosa que les permite crear un sonido muy particular en el que es prácticamente imposible identificar qué instrumento está sonando en cada momento. Son malabaristas del sonido.

¿Qué vas a encontrar en su último trabajo? De las seis propuestas de su Thick, puedes dar, por ejemplo, con su Cracked Soul, con tintes claramente pop, y saltar como si nada a un Manipulés que, con una carga dominante de electrónica y rock te invita a su reescucha inmediatamente después de su fin. Propuestas másparecidas entre ellas, en tanto que te sumergen en cierta oscuridad ochentera, son su pegadiza Nightmare y su The End, breve, no llega a los tres minutos, pero en esencia un tema muy rotundo. Up & Down se diferencia de alguna manera del resto porque rítmicamente resulta más tranquila, aunque el resultado es el mismo, engancha. Por último, You Get Lost potencia algo más el trabajo de combinación de voces sobre una base rítmica, que por momentos parece ser repetitiva, pero sólo en apariencia.

Punto en común con su anterior trabajo es el uso de la tecnología, que sigue englobando desde aparatos analógicos de principios de los 70 hasta los actuales iPads, para dotar de una personalidad propia cada uno de los sonidos. Sin olvidar que estos siempre irán acompañados por instrumentos más clásicos, como el bajo eléctrico o la guitarra, con el objetivo de crear esas atmósferas densas tan características de sus temas. A parte de esto, aunque en Thick toma algo más de protagonismo la canción, también conservan los mismos idiomas, inglés y francés, e idéntica línea en los contenidos de sus letras: el sentido de la vida y la muerte, y algo de aislamiento social desde un punto de vista que bien podría ser el de un observador.

Thick, “espeso” para los que se saltaron las clases de inglés, engloba en esencia lo que Des Âmes Libres consideran que es su trabajo: espeso. Desde el punto de vista de las diferentes capas de sonido que usan, y de la propia temática que tratan, sí que este adjetivo encaja a la perfección. Thick, directo, contundente y del que probablemente muchos no puedan ni quieran escapar. Nueva ingeniería electrónica al alcance de tu mano y de tu oído.

Isa Take A Bow

facebook.com/novakrecs