Spin-O-Rama

The Primitives, Spin-O-Rama (Elefant, 2014)

Hay grupos que nunca deberían osar volver, otros en cambio nunca deberían haberse ido. Los vi en directo a principios del año pasado, y estaban en espléndida forma. Sólo funcionaron durante 6 años (1986-1992). Luego hubo 17 de invisibilidad (hasta 2009), y resurrección, aunque no parezca que hayan muerto alguna vez, después del fallecimiento del bajista original del cuarteto, Steve Dullaghan.

Estoy hablando de The Primitives, un grupo de Coventry que tuvo un superhit, Crash, y que siempre estuvo infravalorado. Otros más famosos y guays ahora yacen criando malvas. La justicia divina casi siempre pone a cada uno en su sitio, cosa de la que me alegro la mayoría de las veces.

Después del inadvertido Echoes And Rhymes de 2012, un disco notable de sobresalientes versiones, retoman su carrera con su cuarto largo de estudio 23 años después. Spin-O-Rama es un disco sobresaliente de notables canciones nada nostálgico. De entrada suena de muerte (sólo los ingleses pueden hacerlo así de bien, lo tengo comprobado), con un grupo muy compacto (son aún el 75%), dos voces que se complementan a la perfección y una producción que no se ha dormido en los laureles. Dos canciones destacan, Spin-O Rama y Lose The Reason, de entre un buen puñado de gemas pop sin fecha de caducidad. En fin, el tiempo sólo ha pasado para mejorar lo ya conocido. 

Ya está bien de volver por volver. Ya está bien de arrastrarse por un puñado de dólares. Si hay que hacerlo, que sea porque se puede, nunca porque se debe. Todo tiene un principio y un final, y The Primitives aún están en el centro de esos dos no tan imaginarios puntos. Quizás por eso los fichó Elefant, porque aún quedaba el futuro por suceder, y todos queríamos ver cómo llegaba.

Luciano Alvarez

The Primitives Bandcamp