Reachy Prints

Plaid_Selfzine

Plaid, Reachy Prints (Warp, 2014)

Todo el mundo que pensábamos que estaba muerto, regresa cual zombi supervitaminizado a este valle de lágrimas sicodélicas. Y Plaid, el hijo tonto de Warp, no iba ser menos. Tres años no es mucho, pero en este mundo tan acelerado es una eternidad a cámara lenta. Nunca hicieron tanto ruido mediático como los hijos listos de Autechre, o como el hijo díscolo que es Aphex Twin, pero me temo que a ellos les importa una mierda esa tontería de la fama entre microminorías semiselectas.

Suenan en 2014 claros, cuasi optimistas, con una IDM que no huele a rancio. Ni excesivamente fáciles, ni retorcidamente convexos. Melancolía de robots descarriados, pasada por una túrmix de última generación, da esta música de after para gente que no le gusta bailar. Menos mal que Warp no se olvida nunca de dónde venimos, y hacía dónde nos gustaría llegar, y por eso sigue contando con ellos pese a que no se dobleguen a las pronto modas de la angloelectrónica de turno. Más futuristas que retros, Plaid dan mucho más de lo que parecen dar. Benditos sean, allá donde se encuentren.