Hablamos De Nosotros

Oviformia SCI, Hablamos De Nosotros (Elefant, 2014)

Esta 'crítica' va a ser muy corta, pero muy intensa. 

La Santísima Trinidad de la Justicia Divina existe, y acaba de escribir su segundo capítulo. Lucho Prosper avanza un paso más hacia su total reconocimiento como figura máxima de nuestra escena electrónica (1980-2015). 

Primero fue Breton Armada y su gran debut Principios De Siglo (2010), el último gran álbum electrónico nacional, a la altura de los Vulcanos de Fangoria o del Palais de Madelman. Ahora Oviformia SCI y su 'debut' Hablamos De Nosotros (2014), el regreso al pasado más brillante de este año de un grupo de los nuestros. Y pronto debería ser Heróica y su nunca editado 4º largo (donde están algunas de las canciones que hicieron despegar a Fangoria hacia la estratosfera exitosa del quinquenio 1999-2004), cuyas cintas Luis Calvo debería empezar a buscar ya porque parece ser que están tan perdidas como estaban las de Oviformia (¿las tendrá Ordovás también?). La gran esperanza cibérica, en estos tiempos tan retroarqueológicos que vivimos, para el año 15 de Nuestro Señor Moog.

Oviformia está a la misma altura que El Aviador Dro, sobre todo en su primera época (1981), que es totalmente electrónica, a diferencia de EAD, que ya tiraba de guitarras, cosa que hizo OS en su segunda época (1982), donde se empezaba a vislumbrar lo que luego sería Heróica, una evolución impura del sintetismo. Oviformia, a diferencia del Aviador, es más hedonista en sus planteamientos filosóficos (letras), pero mucho más comercial (en el buen sentido de la palabra, por supuesto) a la hora de confeccionar bellas melodías (Lucho) y espléndidas secuencias (Clara). Oviformia, a diferencia del Aviador que se ha sabido mantener contra vientos y mareas interestelares, no ha merecido este largo silencio, oído lo oído. Elefant los ha colocado merecidamente en su sitio de una vez y por todas. Quizás en su momento se deberían haber acercado más a DRO (cosa que luego hicieron como Heróica), pero bueno, sólo se vive el presente una vez, con todos sus aciertos y errores. A destacar sobremanera el excelente sonido que se ha conseguido al remasterizar las famosas cintas perdidas, no da la impresión que hayan pasado tanto tiempo 'bajo tierra', más bien parecen recién salidas del microondas.

Veremos si es verdad que van a presentar en directo este disco, sería todo un detalle ver cómo suena Oviformia en 2014 con una maquinaria contemporánea. Y veremos si esta eclosión reveladora no provoca que Prosper resucite a los SCI de manera más o menos duradera.

Al final no ha sido tan corta, pero sí doblemente intensa.

Luciano Alvarez

 

Share