45 Ciberia

Luciano Álvarez

 

Luciano Álvarez S****** Electronic Foundation

“Intento hacer siempre lo que me gusta, y no sé si lo consigo muchas veces. Escribir, seleccionar y poner música públicamente, son mis humildes aportaciones al mundillo musical de aquí de estos momentos. Vengo de un exilio, y aún no me he puesto las pilas. Tiempo atrás parece ser que hice cosas ‘importantes’, pero dudo siempre si el tamaño es lo que realmente importa. Ser feliz, y beber algún día sangre dorada en el Santo Grial son mis metas en esta próxima vida”.


¿Qué hacías en 1995?

Vivía tranquilo de manera inconscientemente aburrida.

¿Y actualmente?

Sobrevivir lo más sereno posible por encima de mis exiguas posibilidades, yendo continuadamente de un sitio para otro, durmiendo poco y respirando amateurismo e inquietud, cada vez más críticos y combativos.

¿Cómo ves tu pasado?

Hecho, y facturado. Con pocos fallos muy importantes, y muchos aciertos sin importancia alguna, veo.

¿Qué escuchabas en 1995?

Mucha música.

¿Y ahora?

También. Diría más, mucha más, querido.

¿Cuál fue tu primer disco de electrónica que escuchaste/compraste?

O The Man Machine de Kraftwerk o Encore de Tangerine Dream en vinilo. No eran míos, me los dejaron, y creo que en su momento sólo devolví el primero. Ambos discos son de 1977-1978, y debieron caer en mis manos en 1980, más o menos. A ambos grupos los vi en directo al año siguiente en Barcelona.

¿Y el último?

Alguno de John Foxx, creo.

¿Prefieres live o sesion, músico o dj?

Todo y nada, depende de quiénes intervengan en el acto.

¿Qué concierto/sesión destacas en estos últimos 19 años?

U2 en la gira del Achtung Baby, Coldcut en uno de los primerísimos FIB y ver la formación estelar de Kraftwerk en la gira del Computer World.

¿Un grupo?

The Stranglers en 1983, y Laibach en Volk.

¿Un dj?

Ángel Molina pinchando house a orillas del Mare Nostrum.

¿Un disco? 

Music For The Masses de Depeche Mode, la obra cumbre del tecno sinfónico de los ochentas tardíos. Y Feline de The Stranglers, mi disco preferido de siempre.

¿Un club/sala de conciertos?

Está por llegar.

¿Un sello discográfico?

Mute.

¿Tu tienda de discos?

El Castelló de Nou de la Rambla, que hace tiempo que ya no existe.

¿Tu estilo musical?

El dub.

¿Qué opinas del dance?

Que es una puta mierda.

¿Vinilo, cd o mp3?

Vinilo no, porfa. Vivo en modo mp3 en estos momentos.

¿Qué medios musicales leías/lees?

Mi mano, y el poso del café al caramelo.

¿Te interesa la literatura que ha generado la música electrónica? 

Alguna, pero no toda.

¿Vas a algún festival?

Alguna vez, pero es muy cansado y poco efectivo. Sólo me interesan los festivales de música donde la música importe cada vez menos, o sea, ninguno.

¿Qué opinas de la escena electrónica nacional del 95?

La que pudo ser y no fue.

¿Y de la de 2014?

Que es, y que seguirá siéndolo por algún tiempo.

¿Qué opinas de la 'crisis' de la industria musical y su incierto futuro?

Que a cada cerdo le llega su San Martín.

¿Qué destacarías en el mundo de la música en estos últimos 19 años?

Que aún no haya desaparecido Los 40 principales. Me jode muy mucho. Es la gran culpable de la incultura general musical de este grotesco reino junto al mar.

¿Qué triunfará musicalmente este año?

Ni idea, me da completamente igual.

¿El futuro de la música está en la electrónica, o en otro estilo? 

No lo sé.

¿El futuro ya estuvo aquí o seguimos en la Edad Media?

Estamos en la Edad Media más oscura, miserable y profunda que he conocido, y sin atisbos de que salgamos de ella en un futuro a corto/medio/largo plazo. Francisco F. era un aprendiz de brujo al lado de estos.