Laibach Kunst Machine

El próximo miércoles, 29 de noviembre, Laibach vuelve a Barcelona. Una excusa perfecta para ‘hacerles hablar’, repasando lo que han llegado a decir en algún momento a ciertos medios. Ya sabéis, por la boca muere el pez…

"La música pop es para ovejas, y nosotros somos pastores disfrazados de lobos” (Laibach)

 

Acudimos en esta ocasión con la traducción de una remezcla de preguntas y respuestas realizadas entre los noventa y primeros dosmiles al grupo contracultural Laibach, buque insignia a este respecto en Eslovenia, y centro de gran parte de sus desarrollos. Como en la presentación perteneciente a la página oficial del estado NSK, las preguntas se encuentran organizadas sin hacerse una distinción clara, excepto en la propia pregunta de la subentrevista a la que pertenecen. 

¿Por qué pensáis que se colapsó el Este, y cuál es vuestra opinión de la democracia? (Bravo, Eslovenia) 

El Este se colapsó porque creyó ciegamente en la definición utópica occidental de la libertad del individuo. El Oeste sólo sobrevive porque estableció astutamente un sistema que insiste a la gente en que es libre. Es decir, bajo la democracia la gente cree que está actuando según su voluntad y deseos propios.

La democracia atrapa a la gente a través de la inyección utópica de deseos y fantasías en la corriente sanguínea social. Su aguja hipodérmica es la industria cultural del entretenimiento. Es una aguja compartida, y las agujas compartidas llevan a la difusión de la enfermedad. 

En democracia no hay cura contra su propia enfermedad. 

¿Puede conseguirse en realidad alguna vez la utopía o debe ser siempre un sueño lejano? (Chris Bohn, UK) 

Un 'sueño lejano' es esta realidad en la que vivimos, y no la llamamos utopía. Al contrario, la utopía es la falta total de realidad, y como tal no existe como problema relevante para Laibach. El propósito de la utopía no es ser llevada a cabo. Y por otro lado, Laibach es un proyecto de autorrealización constante. 

¿Por qué el título Kapital para un disco? (Mladina, Eslovenia) 

Kapital es la ley fundamental de la civilización y la comunicación. Sus distintas interpretaciones en el siglo XX dividieron a Europa y al mundo entero en dos polos, dos sistemas ideológicos, el Este y el Oeste. En la Europa Occidental (capitalista) y EEUU la definición del capital como 'los métodos para apropiarse de la plusvalía' dieron lugar a un sistema social pragmático-económico basado en la lógica del mercado y la competición, y la ideología del beneficio como una fuerza vital reproductiva. Mientras tanto proyectaba hacia fuera el No-Orden como ideología utópica de libertad, de la que encontramos ejemplos típicos en la industria pop, en Hollywood y en los circos preelectorales de los candidatos a presidente. Los sistemas del Este (comunistas) tradujeron el poder del capital como la definición de No-Libertad en un Orden utópico ideológico, que creó de hecho un desorden económico a través de las relaciones de producción. La consecuencia de esto consiste en la saturación del mercado en el Oeste y la escasez en el Este. El ajuste del capital espiritual a los standards del mercado (la traslación del espíritu a un valor material) resultó en el Oeste en una visión cínica del mundo, mientras que en la producción espiritual del Este la no-existencia de verdaderas relaciones de mercado dieron pie al proceso de una 'visión inocente del mundo' (imitación inocente de las modas occidentales, etc.). El Este se colapsó porque creyó ciegamente en la definición utópica occidental de libertad del individuo, y el Oeste sobrevivió porque a través de su lógica económica corporativa introdujo discretamente un sistema de no-libertad colectiva inconsciente. En otras palabras, el totalitarismo formal ideológico se desintegró en el Este debido a sus criterios utópicos. El gran abismo en la comunicación entre el Este y el Oeste se basa en esta diferencia esencial, y no en el nivel de desarrollo económico. El punto en cuestión es el totalitarismo. 

Laibach Selfzine

¿Cuál es entonces la diferencia entre el totalitarismo y la democracia? (Mladina, Eslovenia) 

No hay ninguna diferencia, democracia es sólo un eufemismo que se refiere a un totalitarismo más desarrollado. 

¿Qué es lo contrario al totalitarismo? (Mladina, Eslovenia) 

Por definición el totalitarismo lo incluye todo. 

Laibach Selfzine

Anunciásteis que el capitalismo estaba muerto, ¿por qué entonces el Este al completo ha adoptado el modelo del Oeste? 

Los estados del Este no se han dedicado a adoptar el modelo del Oeste, sino el modelo dictado gradualmente por el Oeste. Por supuesto la diferencia puede ser fatal ya que hay distintas formas de capitalismo. El colapso del comunismo ya no implica un triunfo permanente del capitalismo clásico. En su núcleo hay una tendencia autodestructiva. El comunismo nació del descontento social a causa de la revolución industrial y el capitalismo radical pre-monopolista. El giro de la Internacional Comunista reforzó, en particular en el capitalismo clásico, la conciencia social y el papel de los sindicatos, que forzaron al sistema a transformarse de un capitalismo liberal a uno monopolista, y de ahí al capitalismo estatal y al capitalismo 'socialista', o incluso al socialismo (cooperación entre el estado, la empresa privada, la comunidad y el individuo). La sustancia fundamental autodestructiva del capitalismo y su fuerza motriz es, por supuesto, la avaricia. Es característico de la avaricia que sólo pueda satisfacer sus ansias cuando se destruye a sí misma. La interacción entre la avaricia y su dominación definen por tanto el nivel de civilización del capitalismo. De hecho definen la fase en la que se encuentra su muerte. 

Los sistemas occidentales elevan al cielo la defensa del individualismo. Los regímenes comunistas, por otro lado, se basan en el colectivismo, tal como hacen Laibach. ¿Persistís en esta posición? (Mladina, Eslovenia) 

El colectivismo es uno de los principios teóricos de la ideología comunista. Sin embargo en la práctica ha funcionado de forma mucho más pragmática en el corporativismo del Oeste. En la industria corporativa occidental para el entretenimiento del público la proyección utópica del éxito de la libertad personal e individual (la realización del ‘Sueño Americano’) es cuidada y cultivada por un gran grupo de individuos anónimos que proyectan sus deseos y fantasmas en el sustrato colectivo (por ejemplo, el fenómeno de Michael Jackson o la familia de la Casa Blanca), y que después dibujan de nuevo sobre ese sustrato. Laibach sigue el principio del colectivismo en base al sencillo hecho de que cuatro es mejor que uno. Este principio previene la liberación de las frustraciones individuales, y tiene un efecto terapeútico mediante la renuncia consciente a la libertad personal. 

En base a lo que decís sobre el capital, el Este y el Oeste, ¿podríamos concluir que la ideología occidental es más totalitaria que la del Este? (Mladina, Eslovenia) 

El totalitarismo ideológico del Este (comunista) aconteció exclusivamente como una reacción al colonialismo económico y al totalitarismo del Oeste. Como sistema político el totalitarismo es un fenómeno típico del nihilismo del Oeste de Europa, que opera junto al poder del capital financiero. 

En 1985 escribísteis que estábais orgullosos de participar en los tiempos y luchas que cambiarían el mundo espiritual, política y geográficamente. En 1990 y 1991 sucedió, ¿pero no se trató de una cuestión de desintregración en lugar de cambio? (Mladina, Eslovenia) 

Los aspectos cuantitativos de la desintegración son sólo las consecuencias de las causas cualitativas, esto es, de los cambios en el proceso de degradación y capitulación del Hombre Moderno. La civilización europea es débil, mucho más débil de lo que habitualmente se cree. Es débil psicológica y estructuralmente, y es la más débil moral, ética y espiritualmente. Esta debilidad interior se asemeja a una grave enfermedad al borde del absoluto desmoronamiento. Nuestro mundo se desliza hacia abajo, la relación social está derrumbándose, y con ella aumenta la confusión. Ha despegado un mecanismo que trae viejos problemas desde la superficie hacia su clímax. Vivimos en tiempos caóticos que amenazan arrastrar al barro a todo el Orden Europeo, tal y como le sucedió a la Roma Imperial. Está bien claro que no fue destruida por los bárbaros. Se desintegró como resultado de la anarquía, de la intriga interna, la corrupción, el crimen, el terror, la violencia y la avaricia, y por tanto, por el mismo motivo se está envenenando la Europa contemporánea. El proceso de la decadencia de valores puede ser productivo para un sistema tecnológico, pero no para la sociedad en sí misma. Debido a la 'autonomización' de los intereses y los objetivos del individuo y de la comunidad, la homogeneidad de la unidad está desapareciendo. Las ataduras de la interdependencia, que son la condición básica para la supervivencia de la comunidad humana, están siendo destruidas. Esto lleva a la disolución de la sociedad, de su vitalidad y armonía, en la que los intereses y objetivos individuales se encuentran subordinados al objetivo común universal. 

La base práctica e ideológica del proceso regresivo es la democracia parlamentaria. Como sistema la democracia parlamentaria genera y cultiva las pasiones más bajas y egoístas, suprimiendo y previniendo por otro lado todo tipo de ideales a través de los que el individuo y la sociedad pudieran superar sus intereses individuales. La institución de los partidos políticos presupone ya una sociedad dividida con toda una serie de intereses distintos en conflicto. Y dado que la mayoría de los votantes tienden a elegir los programas que prometen ante todo seguridad material y beneficio inmediato, esto explica por qué, como regla, los partidos que vencen en las elecciones son los mediocres, compitiendo en demagogia, en mezquindad, en imputaciones injustas del tipo más sucio, todo ello en nombre de la patria o de algún otro desastre. Así son método y objetivo en la democracia parlamentaria. El concepto idílico liberal de la democracia como un 'libre mercado', un estadio deportivo de carácter creativo en el que se supone que compiten distintas entidades sobre la base de unos derechos comunes, es una mera ilusión. La realidad de este estadio es una sutil, pero al mismo tiempo brutal desigualdad, que abarca desde las fundaciones, cárteles y multinacionales, a las minorías explotadas y los individuos. La parte superior de esta jerarquía de la desigualdad lleva a los monopolios. La base de la pirámide, consistente en individuos sin ningún derecho, lleva al terrorismo como último recurso para la autodefensa. Los métodos se convierten entonces en los objetivos, y la sociedad en la víctima de estos métodos. Los monopolios están soltando su control sobre las leyes de la economía que una vez activaron, tal y como los criminales ejercen control sobre el terrorismo y sobre las armas nucleares que ya se encuentran almacenadas en sus arsenales. 

Como cristiano creo en el Apocalipsis, y que está aún por llegar, ¿te suena esto estúpido? (Zitty, Alemania) 

En las épocas de depresión, crisis energéticas, caídas de la bolsa y de los valores monetarios, inflación en aumento, recesión y desempleo, la idea del apocalipsis siempre revive en el mundo cristiano. Creen en él, pero piensan que está aún por llegar. El apocalipsis siempre se encuentra un paso más allá para ellos. Por esto es por lo que viven sus vidas asustados por el mañana y nunca alcanzan realmente la revelación. No tenemos miedo del apocalipsis, ni representa un problema para nosotros, está aquí, ahora, y lo vivimos todo el tiempo. 

¿Arte y cultura son dos caras de la misma ilusión, la de que la gente esté condenada al progreso? (Zitty, Alemania) 

Todo lo que es humano ha de ser retrogarde si no avanza. Lo que 'nosotros' llamamos progreso es el intercambio de una ilusión por otra ilusión distinta, pero 'vuestro progreso' no es más que el descubrimiento gradual de que vuestras preguntas no tienen sentido. 

Los miembros de Laibach nunca se han presentado por su nombre, ¿por qué? (Delo, Eslovenia) 

Sencillamente porque es nuestro modus operandi. Trabajamos como un equipo (espíritu colectivo) siguiendo el ejemplo de la producción tecnológica y el totalitarismo. Rechazamos la individualidad como carente de sentido para la evaluación de nuestro trabajo, que creemos que debería ser analizado tan sólo en base a las leyes con las que es realizado. No creemos tampoco en la originalidad de la autoría, y afirmamos que el plagio no existe. ¿Para qué entonces los nombres? 

Laibach no parece conseguir un análisis del disco WAT sin ser comparado tontamente con Rammstein. He visto muchas discusiones sobre Rammstein robando elementos de Laibach en el pasado, especialmente el estilo vocal, e incluso el diseño de los logotipos. Me pregunto por vuestra reacción al respecto. (Altercation, EEUU) 

Laibach no cree en la originalidad, y no nos consideramos como los únicos autores y propietarios de nuestras propias ideas. Por tanto Rammstein no ha podido 'robar' mucho de nosotros. Sencillamente se dejaron inspirar por nuestro trabajo, que es un proceso completamente legítimo. Nos alegra que lo lograran. En cierto modo nos hicieron el trabajo sucio. También han probado de nuevo que una buena 'copia' puede ser más exitosa en el mercado que el 'original'. Sin embargo hoy compartimos el territorio: Rammstein son Laibach para 'adolescentes', y al contrario, Laibach son Rammstein para 'adultos'. -

Laibach Selfzine

¿Cuál es la opinión del grupo sobre el revival del fascismo europeo y los sucesos radicales que ocurren en determinados países? ¿Es aceptable el resurgir de tales movimientos desde el punto de vista laibachiano que sugiere que los problemas deberían ser resueltos reviviendo viejos conflictos? (HMK, Hungría) 

El fascismo no está reviviendo, el fascismo es el producto y la sombra de la democracia. Bajo el disfraz de la democracia el fascismo es el gobierno del capital financiero en sí mismo. Ilumina el mal, y desaparecerá durante un tiempo. 

¿Cuáles son vuestras armas? ¿Tenéis suficientes? (Vecer, Eslovenia) 

Nuestras armas son las debilidades de los otros, y éstas siempre se encuentran en abundancia. 

Si la industrialización y la pobreza son erradicadas de Europa mientras estos países se convierten, paso a paso, en gigantescos parques de atracciones, ¿regresaríamos a la vieja utopía moderna que establecieron en sus fronteras, especialmente en el Tercer Mundo? (Kodex, Alemania) 

Sí, Europa ama los cuentos de hadas utópicos, y está intentando desesperadamente convertirse en uno de ellos. Pero sus premisas se basan en la segregación y la supremacía. Es una Utopía segura y estática, constituida sobre un aburrimiento pragmático que pronto acabará con su cínica cultura. 

Decís que Europa y el Mundo necesitan un cambio, ¿cuál es el primer paso en esa dirección? (Rockerilla, Italia) 

Europa debería librarse de su complejo de superioridad, y el Globo debería girar 180 grados. 

Heroísmo, Jerarquía e Imperio son tres valores esenciales del espíritu de La Edad de Oro. ¿Qué importancia dais a tales principios? (Rockerilla, Italia) 

En una era tecno-burocrática, ninguna. Estos antiguos valores se han tornado en principios pragmáticos de la vida diaria, sin significado metafísico alguno. La Jerarquía es el principio básico de la sociedad moderna, basada en las reglas económicas y el dictado del Capital, dentro de los siempre crecientes Imperios de las megacorpora-ciones y las compañías transnacionales. Y el Heroísmo es apenas el privilegio de los privilegiados. 

Alguien dijo que la guerra es la salud del mundo, ¿hay algún ápice de verdad para vosotros en ello? (Rockerilla, Italia) 

Es saludable para los ricos, y una enfermedad mortal para los pobres. La guerra es el capitalismo al quitarse sus guantes. 

La situación del mundo ha cambiado mucho desde el disco Jesus Christ Superstars: los aviones en el WTC, las guerras en Afganistán e Iraq... Como grupo con conciencia política, ¿cómo veis estos sucesos? (D-Side, Francia) 

Parece como si los americanos hubieran obtenido lo que estaban pidiendo (basta con ver películas como Mentiras Arriesgadas, etc.), y que los europeos hubieran obtenido lo que merecían. Ahora los americanos han de obtener lo que merecen, y los europeos tienen que decidir qué es lo que realmente quieren. En realidad lo que ha sucedido durante los últimos dos años no es nada nuevo. Ha estado ahí antes, pero todo el mundo fingía no saberlo. Ahora lo sabemos, pero fingimos no entenderlo. La guerra contra Iraq fue de hecho realmente dirigida contra la Unión Europea, y el acto hostil de llevar la libertad a los ciudadanos iraquíes fue de hecho quitar la libertad a los ciudadanos americanos. Así que la guerra contra Iraq (Irán, Siria, Palestina... ) no sólo está dirigida contra la Unión Europea, sino que es también -dentro de una cierta lógica invertida- una guerra contra la propia América. 

Según el filósofo esloveno Slavoj Žižek, Laibach probó que la ideología no es sino un contenedor vacío que permite a todos tomar de ella exactamente lo que necesitan en un momento dado. ¿Está Laibach de acuerdo con esta teoría? ¿Se aplica esta caracterización a vuestro punto de vista sobre las ideologías? (Sonic Seducer, Alemania) 

Sí, estamos de acuerdo en esto con Slavoj Žižek, las ideologías son como supermercados modernos. De hecho venden un montón de nada, pero a corto plazo dan al consumidor la sensación de tenerlo todo. El efecto en la gente es entonces parecido al producido por las drogas. 

¿Es posible hablar sobre el arte de los símbolos en vuestro trabajo? (Rockerilla, Italia) 

Los símbolos no son un producto artístico, son cosas vivas o muertas, y el arte tan sólo puede darles nuevos significados. En cuanto que el símbolo es materia que alberga vida, es la expresión de una cosa que no puede ser caracterizada de ninguna otra forma. El símbolo está vivo en tanto se encuentra preñado de sentido. Nuestro trabajo es puro porque nuestros símbolos están preñados sin ningún sentido. 

Habláis sobre "el fin de la razón" en Satanic Versus, ¿es el fin de la razón algo que querríais que sucediera? (Sonic Seducer, Alemania) 

El Universo en sí no tiene razón para existir, ¿por qué deberíamos tener nosotros una? 

El estado de ánimo global del disco WAT es muy oscuro, es como 'bailar sobre el abismo'. ¿Os encontráis a gusto con esto? (D-Side, Francia) 

Estamos a gusto. Estos tiempos son duros y todo está 'bailando' al borde del abismo. Vayamos más allá, y mostremos nuestro coraje bailando sobre él. 

Una vez dijísteis que "el fascismo es el producto y la sombra de la democracia". ¿Cómo podríamos acabar con esa sombra? (Elgy) 

Hay dos formas posibles: 1) apagando el sol, el cuerpo que define ('ilumina') la sombra; y 2) acabando con la democracia en sí, el cuerpo que produce la sombra. 

Las reacciones a Laibach revelan una extrema controversia, y parece que mucha gente os malinterpreta. ¿Os sentís responsables por las consecuencias de vuestros actos? (Bravo, Eslovenia) 

Nuestra única responsabilidad como ingenieros de almas humanas es permanecer irresponsables. No podemos ocuparnos de satisfacer las expectativas que otros tengan sobre nosotros. Creemos que en el arte la moralidad no tiene sentido, que en la práctica es inmoral y que en la gente es una enfermedad.

Decondicionamiento.Org, 2005


Laibach Selfzine
Laibach Selfzine
Laibach Selfzine
Laibach Selfzine
Laibach Selfzine
Laibach Selfzine