Kraftwerk | Fotos Rankine

 

Una Noche en la Ópera: Kraftwerk 3D Show

Gran Teatre del Liceu (Barcelona), 22/04/2015

Realmente es complicado hacer una crónica de los muñecos de Düsseldorf. Aquí no voy a descubrir nada nuevo, ni a decir que fueron pioneros, ni lo que significaron para la música electrónica, ni bla bla blá… Primero, porque el tiempo es oro, y segundo, porque ya sabéis eso de sobra.

 

Pueden haber argumentos en contra de Kraftwerk, eso está claro. Lo predecible de sus shows, por ejemplo. Sí, son predecibles, pero ¿y qué? Hacen lo que hacen porque son quiénes son, se retroalimentan de su fórmula y de su manera de hacer las cosas. Su set en directo siempre es el mismo, con alguna pequeña variación, pero básicamente no suele ser excesivamente sorprendente. No se me ocurre que puedan decepcionar a nadie porque sabes de antemano con lo que te vas a encontrar.

Lo atractivo de Kraftwerk creo que va más allá de ver un concierto, tendría más en común con un espectáculo de magia, sobre todo cuando te preguntas... ¿cómo lo hacen? Ellos estaban allí antes que el resto, diseñaron un sonido, una estética y una manera de hacer que les ha convertido en clásicos, sin ninguna necesidad de tener un disco nuevo en el mercado para poder girar con éxito.

Esta gira, y como gran reclamo, incluía todas sus proyecciones en una enorme pantalla, amenizando el show con unas proyecciones realizadas en 3D para deleite de los asistentes. Efectos mas que sobresalientes, de hecho llegué a temer por mi seguridad con el satélite de Spacelab. Haciendo un ejercicio de futurólogo sólo se me ocurre el concierto virtual como sucesor de este actual formato. Un concierto donde el grupo sea reproducido holográmicamente, y así poder actuar sin moverse de casa. Al tiempo.

Realmente poco a reprochar a no ser el elevado precio de las entradas, la excesiva duración de algunos temas y un volumen que igual pudiera haber sido un poco más alto. Por lo demás, siguen siendo ellos. Supongo que nunca nos dejarán estar detrás para ver como manipulan sus instrumentos, reales o virtuales, pero me dio la sensación de que hacen más de lo que puede parecer a priori, más después de ver las famosas fotos (seguramente  fakes) de uno de los miembros consultando su email durante un show.

Un grandes éxitos en toda regla, con muchas autopistas, hombres máquinas, modelos, trenes, bicicletas, computadoras, robots y radioactividad.

Rankine