Julio Tornero / Foto Claudia Romero

 

Julio Tornero  Espacio Interior

Julio Tornero, como tal, es techno analógico en modo minimalista, EBM e industrial (ha publicado este año EC1 en CintasChromo). Sequences Binaires (también JT solo) es experimental minimal techno (el 23F de este 2015 sacó un split en casete en Sr. Nadie Subcultura Recordings como cara b, la a era Luz Oscura). Zotal es un dúo anarco-tecno, junto a Claudia Romero (han editado en digital proto Zotal este año en su Bandcamp). Antiguo Régimen es un cuarteto de postpunk, donde Julio canta y toca sintetizadores (un siete pulgadas y un lp en Burka For Everybody). Polígono Hindú Astral es otro dúo, esta vez con Joni de Antiguo Régimen (y 50% de BFE), y es una puesta al día del sonido kraut más cósmico (tres casetes, un lp y un split en cinta, con Sentionaut, entre Verlag System, subsello de BFE, y Cønjuntø Vacíø). Roman Skirts era otro dúo, que pasó a mejor vida, formado por Julio y Tono Inglés (Tvnnel/Tvnel), de coolwave oscura y casera (en su Bandcamp hay un ‘álbum’ digital de doce temas titulado Roman Skirts, de finales de 2011). 

 

Un tupido entramado de distintos proyectos, con distintos miembros, en distintos sellos, tocando estilos 'distintos', pero con un elemento en común: Julio Tornero, una parte muy importante de la nueva oscuridad levantina.

Por dónde empezar, ¡me tienes fascinado! ¿Qué significó Roman Skirts para tí? ¿Ahí comenzó tu carrera musical?

No empezó ahí. A los 16 entré en mi primera banda, un grupo muy rural, de versiones, muy ochentas. Lo dejé ese mismo año. Además, siempre he grabado cosas en casa. Viví en un pueblo muy pequeño de Albacete hasta los 18, y ahí fui acumulando pensamientos de crustáceo, y grabando experimentos raros. Luego me mudé a Valencia, y tras unos 4 años en el limbo grabé lo de Roman Skirts, en el 2012. Escuchaba todo eso nuevo de Martial Canterel, Frank Just Frank, y cosas así, y quería hacer algo en plan elegante, como ellos. Al final salió algo bastante personal, creo, así como difuso. Gracias a ese proyecto entré en contacto con gente, como los de Antiguo Régimen. Mientras tanto los chicos de Doméstica empezaban con su sello, y me dijeron de tocar con RS en Barcelona el día de la presentación, así que recluté a Tono Inglés, e hicimos unos cuatro conciertos, bastante desastrosos. Finalmente, Tono y yo creamos juntos algunas canciones que nunca se editaron.

A pesar de tu juventud, llevas ya un buen bagaje, ¿te dedicas plenamente a ello?

No. Estudio historia, y este año empezaré también con latín. Me tiran bastante los clásicos. Aún así, a la música le dedico horas. Me gusta exprimir cada instrumento que pasa por mis manos. Es algo obsesivo. Luego lo dejo por un tiempo, lo vuelvo a pillar con muchas ganas, me frustro, o no.

Kosmische español, ¿por qué?

No sé si eso existe. Conocí a Joni en Antiguo Régimen, y él me invitó a tocar con Polígono. Yo había escuchado Harmonía, y cosas así, pero empezar en serio con ese proyecto me hizo descubrir de pleno ese mundo. Escuché a Monoton, y entendí a DAF, por ejemplo. Ahí empezó un poco mi vena filogermánica (en lo musical), aunque al final la cosa puede ir por otros derroteros.

Julio Tornero / Foto Claudia Romero

¿Qué escuchas cuando no compones?

De todo, pero algunos de mis básicos son Severed Heads, Legendary Pink Dots, Kraftwerk, Incredible String Band, Nurse With Wound... Me gusta la música adúltera, ¿o adulterada?

¿Qué consejos darías a la gente que quiere hacer música electrónica?

Que no acumulen trastos en su casa, y que no se pierdan haciendo conexiones locas y disparates. Que hagan música con cualquier cosa. Que experimenten creando sus propios sonidos, y su propio sonido.

Como integrante de distintas formaciones, ¿qué papel desempeñas en cada una?

En Antiguo supongo que soy el de los teclados y el cantante, escribo alguna letra, lo de la composición es algo más colectivo. Con Polígono componemos los dos por separado, y tocamos en directo más o menos las mismas cosas. Con Zotal un poco lo mismo, aunque yo me encargo más de la parte rítmica. Y en mi proyecto en solitario, pues eso.

¿Qué le falta a la escena española hoy en día?

¿Le falta algo? Quizás menos ranciez y más gente que apueste por nuevas propuestas.

¿En qué estás trabajando en estos momentos?

En lo nuevo de Julio Tornero, que es lo que vendrá después de la K7 que sacó CintasChromo . También estamos a punto de grabar el disco nuevo con Antiguo Régimen. Y con Laboratorios Zotal una cinta de trabajos ambientales selectos, más en la vena experimental del sello, y una cinta con Zotal (el grupo).

Una pregunta que me gusta mucho hacer en nuestro entorno, ¿cuáles fueron tus primeros recuerdos musicales?

De pequeño, escuchar Creedence en el coche de mi padre recorriendo la estepa albacetense. Grabar encima de las cintas de Nino Bravo de mi madre.

Un top de formaciones españolas.

-Y-, MKM, Wind Atlas, Coàgul, Tvnel ...

¿Qué ocurre en Valencia? ¿Existe una nueva escena oscura?

Valencia es una ciudad oscura de por sí: corrupción, megaestructuras absurdas, Fallas, el lado oscuro de la ruta, etc. Creo que hay gente que se siente desplazada de ese mundo, con intereses similares haciendo cosas interesantes en muchos ámbitos, entre ellos en la música que nos gusta escuchar, pero de ahí a hablar de escena, me resulta complicado, no todos vamos a los mismos conciertos siempre, ni tocamos de forma parecida.

Roman Skirts

¿Qué papel juega La Residencia?

La Residencia ha mezclado a gente de ambientes distintos en un proyecto muy interesante. Es bastante poliédrico, han tocado grandes bandas de estilos muy diferentes ahí, para mí la esencia es esa, el nexo.

Me tengo que sincerar, Anoche Escupí Azul se ha convertido en un himno para muchos de nosotros, yo me incluyo, y me conecta a un momento de mi vida muy amargo. Me gustaría indagar más en el mundo que se narra.

La frase del título se la dije muy en serio a Gustavo, el bajista del grupo, que me dijo después “ahí tienes por dónde empezar a escribir las letras”. Pero como estaba en un momento un poco perezoso, al final la escribió él. Sólo puedo hablar por tanto de la forma en que la canté. Creo que tiene una cadencia extraña, como de arrastre, y la manera de enlazar los versos quedó muy resultona. Sin mucha idea de cómo sucedió todo eso.

Por otro lado, doy gracias de que exista BFE. Todas sus referencias son de órdago, ¿qué hay detrás de todo ello? ¿Cuáles son tus referencias favoritas?

Detrás está Joni, y detrás de Joni sus amigos, y su buen gusto y el de sus contactos. Robert Turman, Wind Atlas, Coágul, Bronze e -Y- son de mis favoritos.

Estuve en el último concierto de PHA en Miscelánea (Barcelona). Se me hizo corto porque me gustó mucho, me transportásteis a otros mundos con vuestro sonido y el tema visual, pero el viaje fue de corta duración.

¿Sí, verdad? Nos lo dicen mucho. Cuando estás ahí, y esto es algo que pensamos los dos, a veces nos sentimos algo enrarecidos (están viendo a dos tipos cabizbajos girando botones, y unas proyecciones marcianas que pueden inducir a la epilepsia). A veces los dos pillamos "flote", y la cosa aguanta más, y nos transportamos todos juntos a Arcturus o a la Corona Boreal. Supongo que estamos tan acostumbrados a que la electrónica se baile que este rollo nos descoloca hasta a nosotros.

Polígono Hindú Astral

Respecto al proceso de creación, ¿de dónde sacas la inspiración?

Supongo que han sido muchos años de escuchar música de manera enfermiza. Una vez delante de la máquina se va materializando todo eso de alguna manera. También, y sobre todo con lo nuevo de Julio Tornero, monto estructuras muy aleatorias que inserto aquí o allá, en una especie de collage sonoro que hace que el resultado sea a veces imprevisible.

¿Qué aparatos utilizas para hacer música?

Cuando lo hago en casa el tronco es el Korg MS20 Mini. Me encantan los graves que saca. Luego el resto son añadidos, a veces digitales y otras no. Efectos del Kaosspad, pedales, filtros de otros sintes, cortapega... E incluso algunas percusiones reales. 

¿Es complicado materializar la idea que ronda en tu interior? ¿Y llevarla a las máquinas?

En realidad no demasiado, porque la idea siempre es bastante difusa. Mi cabeza me dice un poco por donde irán los tiros, pero una vez te pones la cosa acaba mutando, y transformándose. El otro día estaba trabajando en un pasaje bastante ambiental, y un sonido me acabó llevando a una especie de Dead Eyes Open cabezón. Quizás ésa era mi idea, pero de hace un par de semanas. Al final las cosas cuadran, pero cuando menos te lo esperas.

¿Para cuándo un directo de Julio Tornero?

¡Para cuándo me lo propongan y me sea más o menos rentable! Por ahora no hay nada a la vista, pero todo llegará.

Pablo Gil