44 Ciberia

Juan Antonio Álvarez

 

Juan Antonio Álvarez S****** Electronic Foundation

''Por buscarme un algo, diseñador gráfico. Del resto, nunca protagonista y siempre espectador. Me gustan muchas cosas. La música, por supuesto. Y por pedir imposibles, me hubiese gustado vivir de ella de una u otra manera''.


¿Qué hacías en 1995?

Entre otras cosas, diseñaba y editaba junto a unos amigos un fanzine de música electrónica, atípico para la época, y que pasados los años quizás he valorado en su justa medida. Muchos de los colaboradores de esa época hoy son respetadas firmas. Y eso satisface. Y enfrente, los que tenían que mantener el medio publicitándose, y que en más de un caso acabaron siendo unos “chorizos” por no pagar sus deudas. Y ahí murió.

¿Y actualmente?

Me temo que parte de mi tiempo lo sigo dedicando a lo mismo, pero de otra forma. No he aprendido la lección. Pero la verdad, la sensación que tengo no es ni de lejos la misma de hace 20 años. Y no es cosa mía, quizás el entorno ha cambiado demasiado, y no para bien. En aquella época sentía que formaba parte de algo, posiblemente gracias al papel y todo lo que provocaba. Self estaba en la calle, se veía, la gente lo esperaba, lo buscaba y lo respetaba. El papel daba credibilidad a cualquier contenido que publicábamos. Hoy es diferente. Internet no da ninguna garantía sobre nada. Tienes acceso a mucha información, a demasiada información, y de dudosa veracidad. El medio, Internet, por circunstancias varias que no vienen al caso crea dudas sobre muchas de los contenidos que se publican. Es fácil y barato publicar, y está al alcance de cualquiera. Y cuando intentas hacer algo digno se valora poco o nada. No se exige un mínimo de calidad. Y el resultado es el que es. La tecnología no siempre es buena…

¿Qué planes de futuro tienes?

Mi único plan es no hacer planes. Nunca los he hecho. Vivo entre la improvisación y la casualidad. Y si ahora estoy escribiendo esto es precisamente por lo dicho anteriormente. Me gustaría que esta segunda etapa de Self llegará a ser más que un experimento. Pero tengo la sensación de que quizás llegamos tarde, o en mal momento…

¿Cómo ves tu pasado?

Como lo que es, pasado. Tras de mí, sin nostalgia. Y con cierto cariño.

¿Qué escuchabas en 1995?

Mucha música. De todo un poco. Oasis, Blur, Supergrass, Björk, Teenage Fanclub, The Smiths, Garbage, Depeche Mode, Sonic Youth, Portishead, Orbital, Kraftwerk, Massive Attack, Global Comunication… Mas pop que electrónica. Eso es evidente.

¿Y ahora?

Más de todo, pero abandonando mucho de lo que escuchaba antes. Prefiero descubrir cosas nuevas. Es más diverido. La música es la banda sonora de mi vida. Y para avanzar hay que descubrir. Siempre es más interesante. Y divertido.

¿Cuál fue tu primer disco de electrónica que escuchaste/compraste?

Como casi todo el mundo, alguno de Kraftwerk, creo que fue el Computer World. ¡Y en cassette!

¿Y el último?

Comprado el Everyday Robots de Damon Albarn. Es un gran disco. Fue para un regalo. Y el último para mí, Felt de Nils Frahm. No son electrónica, pero ¿qué es música electrónica? Que alguien me lo explique, por favor. ¿Dónde están sus límites? ¿Lo determina los instrumentos, el espíritu que lo rodea, las ganas de experimentar, o qué? Además, ahora todo es digital y vivimos en un mundo digitalizado. En fin, una mierda. ¡Ah! Y mi último descubrimiento, LCC. Una maravilla.

¿Prefieres live o sesion?

Si el material es bueno, cualquiera de las dos cosas. De todas formas, donde haya un músico que se quiten los djs. Y estos sin los otros, como un cero a la izquierda.

¿Músico o dj?

Remito a la pregunta anterior. Siempre músico. Y como mucho algún dj, digamos, con espíritu “creativo”.

¿Qué concierto/sesión destacas en estos últimos 19 años?

Orbital en el Apolo en los 90, Björk en el FIB por esa época, Massive Attack en el Pabellón del Vall d’Hebron.

¿Un grupo?

A día de hoy, The Smiths.

¿Un dj?

Últimamente, y a raíz de disfrutarlos… Zero, Piñol y Amable.

¿Un disco?

En su momento, y por decir alguno de época intermedia con electrónica de por medio y con un interesante sentido del pop,  Decksandrumsandrockandroll de Propellerheads. Lo tenía todo. Hace años que no lo escucho, pero recuerdo que en su momento me encantó.

¿Un club/sala de conciertos?

Zeleste/Razzmatazz o Apolo.

¿Un sello discográfico?

4AD.

¿Tu tienda de discos?

Ahora Disco 100. Parece mentira que aún exista una tienda como las de antes. Y es una suerte. Y no es un ataque de nostalgia. Tienen de todo.

¿Tu estilo musical?

Pop en todas sus posibles y diferentes variantes.

¿Qué opinas del dance?

¿Tengo que opinar?

¿Vinilo, cd o mp3?

Por comodidad y para llevar de todo encima, mp3. Ventajas de la tecnología. Por todo lo demás, vinilo. Escuchar según que discos en vinilo en un buen equipo es más que una experiencia altamente recomendable. El cd es lo que fue. Una de tantas jugadas maestras de la industria para sacarnos pasta.

¿Qué medios musicales leías/lees?

Cualquiera que contase o cuente cosas interesantes sobre música. Y no estrictamente medios musicales.

¿Te interesa la literatura que ha generado la música electrónica?

Básicamente, no.

¿Vas a algún festival?

Antes sí. Hace poco que volví al Primavera Sound y al Sónar, pero la experiencia no fue del todo positiva. Si tuviera que elegir uno, sin duda, Sónar.

¿Qué opinas de la escena electrónica nacional del 95?

Más interesante que la de ahora. Había más imaginación, menos medios. Más original, menos repetitiva y previsible. Más limitada, pero sin duda más gratificante. Menos rigurosa y más divertida.

¿Y de la de 2014?

Todo lo contrario a la del 95. Posiblemente el hecho de que los instrumentos sean más asequibles, grabar sea más fácil y barato, y que Internet sea una gran tienda de discos, a medias entre lowcost y outlet, ha bajado el nivel a mínimos. La gran ventaja es que entre tanta mierda siempre podemos tener la suerte de encontrar joyas.

¿Qué opinas de la 'crisis' de la industria musical y su incierto futuro?

Tiene lo que se merece. Es una pena, pero es lo que ocurre cuando la avaricia es el eje sobre el que gira todo. Era cuestión de tiempo y se lo han buscado. Y después de eso, a esperar. Como tras cualquier crisis que se precie, quizás llegue un momento de repunte y se salve lo que merezca la pena.

¿Qué destacarías en el mundo de la música en estos últimos 19 años?

Creo que la remezcla de todas las respuestas anteriores es en sí la respuesta a esta pregunta.

¿Qué triunfará musicalmente este año?

Defíname ‘triunfar’, por favor. Y también los límites de ‘musicalmente’.

¿El futuro de la música está en la electrónica, o en otro estilo?

El futuro de la música está en la música y en manos de los músicos. No en un estilo concreto. Su futuro está en la calidad y no en la cantidad. Si la hay, nos queda esperanza. Y si no, mala suerte.

¿Un músico vale más que 100 djs, o viceversa?

Las comparaciones son odiosas. Un músico vale lo que vale, y lo mismo un dj. Puestos a elegir, me quedo con el músico. La cuestión sería por que un dj ha acabado siendo eso y no ha intentado ser lo otro… salvo contadas ocasiones.

¿El futuro ya estuvo aquí o seguimos en la Edad Media?

El futuro siempre está por llegar.