DAL /Marc Hervé Guillon

 

Des Âmes Libres

El Retrofuturismo Musical

Proyecto tricéfalo formado por David Law (guitarra y voz) y David Jornet (teclados y programaciones) desde París, y Germán Sánchez (bajo y programaciones) desde Barcelona, Des Âmes Libres (D.A.L.) podrían haber funcionado tanto como una hipotética banda sonora para acompañar las imágenes de Blade Runner o Terminator, o porqué no, de cualquier película de ciencia ficción que aún no se haya dirigido.

 

Usando herramientas tanto analógicas como digitales, el resultado es un sonido que navega en las aguas de una electrónica shoegaze de aroma intenso, oscuro, neogótico quizás, que suena a muchas cosas a la vez, y que no suena a nada grabado anteriormente. Metan en la misma coctelera a los Primal Scream de XTRMNTR o Evil Heat y a los My Bloody Valentine más wall of noise que puedan, y agítenlo con la oscuridad de un Daniel Ash que se ha olvidado los acordes blueseros en el garaje, y ha recuperado su papel en Bauhaus, acompañados por unos The Jesus & Mary Chain empachados de Cabaret Voltaire. Tal cual. Des Ames Libres son la respuesta dark a toda esa hornada de grupitos indies que han añadido chumba-chumba a sus precarias propuestas poperas de tercera regional.

No es una boutade, pero salvo propuestas como The Suicide Of Western Culture, Delorean, La Bien Querida, John Talabot o El Guincho (como lo oyen), la de D.A.L. es la única alternativa firme y creíble de la electrónica hecha (casi) aquí.

Ya que un servidor no pudo asistir a su concierto en la Sala Apolo el pasado 15 de marzo, y su intención era verse cara a cara con ese monstruo de tres cabezas, aprovechamos la coyuntura de hacerle un test a la banda vía Skype. He aquí la charla acontecida.

¿Cómo se gesta la creación de D.A.L.?

En principio era un tema de colaboración entre dos proyectos, pero como nos dimos cuenta que todos íbamos en la misma dirección, y en el fondo hablábamos de lo mismo, decidimos aunar fuerzas. Llevábamos tiempo hablando de colaborar y nunca llegábamos a nada concreto, tuvo que ser un accidente casi mortal protagonizado por Law y Jornet que lo desencadenó e hizo de detonador para el hecho de que se creara el grupo. De algo que podía haber sido fatal, sacamos algo bueno.

¿Existe una intencionalidad de hacer un estilo propio o es fruto de las influencias de cada uno, o cuando se juntan tres personas con afinidades es lo que sale?

Un poco de todo. Hay una línea clara a seguir, y esta línea está marcada por unas inevitables influencias, aportadas por cada uno de nosotros, y basadas en nuestros gustos particulares. Está claro que crear un estilo propio es la meta de cualquier artista sea cual sea su disciplina. Es un problema tener muchas influencias y no dispersarte a la hora de hacer canciones, arreglos…Cuando tienes un estilo propio es, o debe ser, todo más facil. Dudo que hayan demasiados artistas que no suenen a nada conocido, es toda una aspiración que no se noten demasiado tus influencias. En eso estamos.

Explica un poco el proceso de creación de los temas, antes de pensar siquiera en grabar un disco.

Las canciones parten de cualquier cosa: una letra, un ritmo, un sonido incluso... La mayoría de veces uno de esos elementos es mostrado al resto y se va desarrollando, a veces tanto que cuando te vuelve ya no reconoces la parte inicial, y cuesta acordarse de lo que generó el tema. Creo que inconscientemente los temas son compuestos pensando en el directo. No usamos arreglos imposibles, puede que usemos un 90 % programado, el resto es trabajo manual. Usar ordenador para hacer musica es un peligro porque te lo permite todo, y es fácil caer en arreglos que son imposibles de ejecutar en directo por su rapidez o complicación. Lo que hacemos, lo podrámos hacer con un cuatro pistas de cinta y seria lo mismo. Es importante para nosotros darle un tratamiento rockero a la electrónica.
Es interesante trabajar así.
Acabamos de sacar en forma de descarga gratuita un ep de remezclas, y allí ya todo es programado, es otro punto de vista de nuestras canciones, y estamos entusiasmados con el resultado. Nos han remezclado Pina, Nev.Era, Tiger Menja Zebra y Fibla.
Hemos tenido mucha suerte al poder juntar gente con tanto talento para que reversionara nuestros temas.

¿Sóis conscientes que vuestro sonido podría definirse como retrofuturista, inclusive en la temática de las letras, pero que sonáis más contemporáneo que cualquier grupo actual que trabaje con el colchón sonoro electrónico como base?

Es la primera vez que nos llaman retrofuturistas. No es  premeditado si es que realmente sonamos así. Es posible que el porcentaje en el que usamos todas nuestras influencias y la manera en que las dosificamos pueda dar esa impresión. Realmente queremos sonar actuales, sin olvidar de dónde venimos. Las letras, bueno, puede que sean un poco apocalipticas, pero no deja de ser el reflejo de nuestra sociedad actual sin dramatismos, simplemente son análisis de lo que estamos viviendo.

¿El hecho de sonar a los Jesus And Mary Chain acompañando a Daniel Ash, buscando la contundencia de los Primal Scream del Evil Heat o XTMNTR es algo natural o intencionado?

Absolutamente intencionado. Uno de nuestros objetivos teóricos antes de diseñar el sonido que buscábamos era la contundencia, la densidad, la alianza con el ruido… Los grupos que has mencionado antes seguramente buscaban lo mismo con sus herramientas y los condicionantes de su época. Hay gente que después de vernos en directo nos ha comentado que más allá de cómo puedan ser las composiciones, lo que más les ha llamado la atención es la potencia con la que sonamos, todo un halago. Actualmente nos sentimos muy a gusto construyendo este tipo de sonido oscuro, denso y potente.

¿Hay un cerebro en el grupo o sois mejor tres cerebros en un solo cuerpo? ¿Qué papel tiene cada uno en el grupo?

Des Âmes Libres somos una especie de monstruo tricéfalo. Afortunadamente tenemos una visión bastante global de lo que es hacer sonar una canción, el papel que juega cada instrumento. No nos centramos cada uno solamente en nuestra herramienta, más o menos todos podemos hacer de todo. Si uno pasa por algún bache, el monstruo no se para. Desde que empezamos solemos tener problemas para organizar y catalizar todo lo que se nos ocurre. Tenemos por ahí descartes super aprovechables, pero todo no podemos realizarlo. Si fuera uno solo el que compusiera o diera ideas no tendriamos ese 'problema'.

¿Como se lleva eso de ser un grupo a distancia? ¿Como lo hacéis en los directos?

No somos el primer grupo que trabaja así, a distancia. Hay muchos momentos donde sería mucho más cómodo vivir en la misma ciudad, pero por otra parte no tenemos ninguna rutina de ensayos, hacemos lo que hacemos, realmente cuando sentimos la necesidad, no estamos sujetos a ningún tipo de horario y creemos en la espontaneidad.
Nuestros conciertos se basan en canciones y energía. Cada uno por separado estudia su parte, al no contar con batería, si no caja de ritmos, es tan fácil como seguir el patrón rítmico, que nunca se equivoca. De todas formas antes de los conciertos hay ensayos 'reales'. Es casi más problematico el tema de imagen, fotos y vídeos donde sí que tenemos que estar juntos en el plano físico.

He visto vídeos vuestros en directo, y me hago la idea de lo contundente de vuestra propuesta, ¿dónde os encontráis más a gusto o dónde funciona mejor la propuesta de Des Ames Libres, el estudio o el directo?

Al principio temíamos que todo funcionara sólo en la teoría, pero no en la practica. Al segundo ensayo vimos claro de que éramos un grupo absolutamente de directo. Lo de trabajar en estudio está muy bien, hay muchas fórmulas para conseguir un buen sonido y se puede experimentar y eso, pero es en directo cuando has de dar la cara y enseñar lo que puedes hacer. Definitivamente somos más de escenario.

Manel Roig


DAL en Bandcamp

Des Âmes Libres

Des Ames Libres - RMXEP




¿Por qué el nombre de DAL?

DAL son las siglas de Des Âmes Libres, traducido del francés unas almas libres. Surgió de repente, suponemos que porque eso es lo que todo artista busca. Al menos ésa es la opción de vida que todos deberíamos alguna vez proponernos de conseguir, ser un poco libres y con pocas dependencias. Nosotros, por ejemplo, no tenemos unos trabajos demasiado normales, el único de nosotros que lo tenía lo acaba de dejar. Se nos enseña de pequeños a acatar, a seguir un camino, pero aunque no lo parezca, hay más maneras de vivir y hacer las cosas. Nos sentimos muy identificados con nuestro nombre.