DAL / Foto Isabel Frnacoy

 

Des Âmes Libres  Cielos Ardiendo

Acaban de parir un mini-lp, Thick (Nøvak), redondo, y no sólo porque es un precioso vinilo blanco. Sin ser demasiado subjetivo hay que decir que estamos ante uno de los mejores discos nacionales del año (título al que pueden optar porque un 66% es de aquí). David Law (voz y guitarra), David Jornet (electrónica) y Germán Sánchez (bajo), con la ayuda inestimable de Pedro Pina (producción), han sabido dar continuidad a su debut (Des Âmes Libres, 2013) de una manera casi perfecta. Sólo la miopía patria podría poner pegas a un futuro tan prometedor. Tienen imagen, directo, composición, ganas y sueños, así que sólo necesitan espacio y tiempo, nada más.

 

¿Cómo veis en este momento la situación del grupo? 

En evolución, nos estamos encontrando aún, pero creemos que vamos bien encaminados.

¿Y la de la escena ‘natural’ del mismo?

Realmente no sabemos si pertenecemos a una escena concreta, ni siquiera si hay una 'escena'. Puede que hayan bandas a las que sonemos parecidas, pero creemos que actualmente los artistas van por libre y no se acogen a ningún circulo concreto.

¿Qué pensáis de la falta de apoyo general que tienen grupos como el vuestro, verdaderamente independientes?

Bueno, casi siempre lo importante ha sido el negocio, coger un grupo y venderlo al mejor postor. Han habido sellos valientes, pero al final nadie quiere perder dinero, aparte de nuestro sello que tiene tendencias suicidas.

¿Qué opináis del ‘impuesto revolucionario temporal’ que hacen pagar las fábricas debido a la grandiosa demanda a nivel interplanetario, generada porque todo grupo que se precie quiere editar en vinilo? 

Es tan fácil como la ley de la oferta y la demanda, pasa lo mismo con las patatas si hay mala cosecha un año. Si se montan diez fábricas de vinilos en el país, verás que rápido arreglan los precios y los plazos de entrega.

¿Qué sois… pop, rock, electrónica, todo junto o nada en concreto?

Somos lo que podemos. Somos una mezcla de influencias enorme, llámalo como quieras, ¿pop con ruido? ¿electrónica con cuerdas? Las etiquetas son necesarias para ubicar, pero no pensamos en ellas a la hora de hacer música.

¿Os afecta mucho la distancia física entre los miembros de DAL o es lo de menos?

Afecta, pero no siempre en un sentido negativo. Tiene muchas desventajas, pero no todo es malo. Cuando hay directos nos vemos más, obviamente para ensayar, pero a nivel compositivo cada uno lanza sus ideas desde su casa. Tienes más tiempo para madurar un arreglo antes de mostrarlo, no hay la presión de un local de ensayo donde, aunque no quieras, tienes la expectación de tus compañeros de ver cómo se resuelve este arreglo o ritmo, o lo que sea.

DAL / Foto Isabel Frnacoy

¿Cómo veis Thick después de tenerlo en la mano y poder escucharlo ya en formato físico?

Pues que finalmente se materializa el trabajo de varios meses, y que el monstruo ya está dentro del vinilo. Hemos tenido una espera de cuatro meses para la entrega, se hace eterno hasta que lo recibes, pero cuando lo tienes ya se olvida la espera. Estamos realmente satisfechos con él.

¿Qué hay de bueno, y de menos bueno, en vuestro segundo lanzamiento discográfico?

Diría que este disco tiene lo que le faltaba al anterior, no vemos nada que esté por debajo del primero. Son conceptos diferentes, aunque hay una línea común en la forma de trabajar. Hay gente que dice que sonamos a nosotros mismos, eso es un halago lo mires por donde lo mires. La mirada imparcial de un productor te puede abrir más caminos para orientarte hacia nuevas fórmulas sin dejar de sonar a ti mismo.

¿Cambiaríais algo a escucha pasada de Thick o está bien como ha quedado?

Nada, el plan era ése, y así estamos contentos.

¿Se quedaron muchos temas fuera de este segundo disco?

Con este segundo hubieron dos factores importantes, el numero de pistas lo decidimos de repente, nos planteamos meter 6 canciones, y no queríamos canciones de relleno. Es mejor un buen mini lp que un disco entero con cosas que no te satisfacen. Quedaron cosas fuera, obviamente no grabamos todo lo que hacemos, pero creemos que hemos acertado con la elección.

¿Cuánto le debéis al productor, Pina, en esta segunda obra?

Le debemos una implicación importante a nivel de tiempo, tecnología y comprensión de lo que queríamos. Cuando acudimos a él no fue nada accidental, sabíamos que como profesional y amigo entendería bien nuestros planteamientos, y así ha sido. Antes ya contábamos con mucha electrónica en nuestras canciones, y Pina lo que ha hecho es que resalte la canción más en sí, ha conseguido redondear más los temas, hay muchos detalles a nivel vocal, por ejemplo. En nuestro anterior disco eso no lo cuidamos tanto, era bastante más primitivo. Ahora somos hasta 'vendibles'.

DAL / Foto Isabel Frnacoy

¿Seguiréis colaborando con él?

La experiencia ha sido muy buena. No hemos hablado aún de ello, pero espero que, si lo hacemos, sea antes de que Pina triunfe a nivel mundial, porque después se pondrá insoportable....

¿Volveréis a pasar por el aro del 33/45 o regresaréis al formato zombi del cd?

Hay muchos factores, no lo descartamos, pero por el momento veremos como responde Thick, y más adelante nos lo replantearemos. Evidentemente preferimos el formato vinilo que los ceros y unos del mp3.

¿Cómo veis vuestro futuro a corto y medio plazo?

Vivimos el día a día, no podemos hacer planes, poco depende de nosotros mismos, hay demasiados factores en juego, pero mientras podamos seguir tocando y grabando, seremos felices. En Des Âmes Libres dejamos que el destino haga su trabajo, pero eso no significa que no nos esforcemos en hacer bien las cosas, pero está claro que en el mundo de la música juega un importante papel, y aquí dos y dos casi nunca suman cuatro.

¿Hay más esperanzas puestas en el mercado galo o en el de aquí?

Eso es algo que se escapa a nuestro control, lo suyo seria el mercado europeo, el producto existe y no nos cerramos a nada. Tenemos bastante feedback de Rusia, por ejemplo. No le haríamos ascos a tocar allí, pero hay circunstancias que funcionan solas. En el grupo dejamos que el azar haga lo suyo, trabajamos, pero no forzamos situaciones.

¿Cómo son los nuevos temas post-Thick?

Rápidos, potentes y ruidosos.

El 2 de octubre presentáis a lo grande (La [2] de Apolo, Barcelona) el disco, ¿cómo lo lleváis?

Bien, es muy excitante presentar temas nuevos. Tendremos unos invitados de lujo como son Comando Suzie, que aparte de gustarnos mucho lo que hacen, son amiguetes. Tenemos prevista una buena fiesta además del concierto, con un montón de buenos y reconocidos djs, y sin el límite horario de lo que es un concierto habitual. Contaremos también con nuestra vj favorita, Xarlene, que trabajará sus visuales en directo. Será divertido.

DAL / Foto Isabel Frnacoy

¿Explicad un poco de cómo cocéis los temas?

Depende, algunos salen de la experimentación, del juego con los instrumentos electrónicos, de un sonido o ambiente, un ritmo, algo que nos sugiera algo. Otras se hacen de la manera más clásica, guitarra en mano y acordes que queden bien. Algunas de nuestras mejores canciones han surgido de la temática que íbamos a tratar. Lo bueno es que después de todo el proceso, el resultado queda bastante homogéneo, independientemente de cómo hemos empezado cada tema.

¿Qué equipo de trabajo usáis?

Mucho vintage. De entrada la guitarra que usamos es una Gibson SG, creo que del 74. En el estudio tiramos mucho de sintes analógicos por su calidez y flexibilidad, aunque todo esto no podamos llevarlo en directo por motivos de movilidad. Usamos también un montón de pedales, que es lo que nos ayuda a destruir los sonidos originales de nuestros instrumentos. Usamos Death by Audio, Rat, Big Muff, Moog...

¿Qué estáis escuchando últimamente? ¿Os enseña más de lo que os pueda influir?

Somos bastante eclécticos, podemos ir desde los Max Mix a K-X-P, de Bauhaus a The Avener, The KVB, A Place To Bury Strangers, cosas ruidosas... Unos gustos tan dispares a veces se convierten en una complicación a la hora de absorber ideas, pero sabemos disfrutar de la música de otros sin tener que tomar "apuntes".

Después de tanto tiempo en tantos proyectos ‘fallidos’, ¿éste es el definitivo?

Los otros fueron bocetos que de alguna manera nos han dado las herramientas para estar aquí y ahora.

¿Aún estáis con ganas e ilusión?

Cuando perdamos eso dejaremos de hacer lo que hacemos.

Luciano Alvarez

Fotos Isabel Francoy


Des Âmes Libres presentarán en directo Thick el 2 de octubre en La [2] de Apolo, teniendo como teloneros de excepción a Comando Suzie.

DAL / Foto Isabel Frnacoy

Des Âmes Libres Thick

Des Âmes Libres Thick