Cold Beats Records

 

Cold Beats Records Synth City

Cold Beats lleva en marcha desde hace algo más de dos años. Nació en 2013 con el álbum The Wait del músico de Baltimore Jason Sloan, que lo firmó como L’Avenir. Acabaron esa primera temporada sacando otro largo, Machines Of Pure And Loving Grace, del irlandés Brian O’Malley, alias PolyDROID. En 2014 publicaron dos nuevas referencias: No Souvenir, álbum del dúo mixto franco-alemán Peine Perdue, y su primer recopilatorio, Cold Beats Compilation Vol. 1. En 2015 otras dos más: un nuevo lp de L’Avenir, Étoiles, y una segunda compilación, Another Cold World. Y comienza 2016 con su última referencia, su tercer recopilatorio, en colaboración con The Scrap Mag, Scraping Beats Compilation. Hasta ahora, un lanzamiento cada seis meses. Lentos, pero muy seguros.

 

Cold Beats ha publicado coldwave, darksynth, darkwave, electronic postpunk, minimal synth, minimal wave, synthpop y synthwave, etiquetas todas emparentadas que giran alrededor del protagonismo absoluto del sintetizador físico, puro y duro, en forma de vinilo o cd, además de la consabida versión digital. Cold Beats sería una evolución, puesta al día, de los recopilatorios en cdr (fueron tres) que publicó The Scrap Mag entre 2012 y 2013.

Hablamos con dos de las partes del trío (Alberto y Jordi) de su interesante iniciativa discográfica. Cold Beats tiene cara, ojos y alma, y no se recrea en el culto desmesurado al pasado, más bien todo lo contrario, y eso les honra.

PolyDROID

¿Por qué crear un sello a finales de 2013 cuando la industria se hundía delante de nuestros ojos cada vez más rápido?

Pues lo creamos porque nos movían unas ganas muy grandes de montar algo que nos hacía muchísima ilusión. Todos los miembros de Cold Beats somos unos auténticos melómanos, coleccionistas de vinilos y cds, y siempre nos había rondado por la cabeza la idea de montar un sello discográfico. Lo que teníamos muy claro es que el sello estaría enfocado a estilos relacionados con toda la movida wave actual y la música electrónica en la que el hardware tenga un papel importante a la hora de producir. Tampoco es que sea una condición sine qua non para poder publicar en nuestro sello, pero la mayoría de bandas que han editado en Cold Beats utilizan el sintetizador para llevar a cabo sus producciones. 

En ningún momento nos hemos fijado en el estado de la industria porque nuestro objetivo nunca ha sido económico. No lo hemos definido desde un punto de vista empresarial, de hecho Cold Beats Records es una asociación sin ánimo de lucro. Ni un céntimo va a nuestro bolsillo, los beneficios que se obtienen se reinvierten en las siguientes ediciones.

¿Qué filosofía artística os movió a dar el paso?

Siempre hemos estado vinculados a la escena electrónica/wave en todas sus variantes. Cuando empezamos con el sello en 2013 hubo un boom en la escena minimal/darkwave. Nosotros, que somos amantes de estos y otros estilos hermanos desde hace muchos años, observamos que en ese momento había muchas bandas y artistas desconocidos que tenían bastante calidad en sus producciones, y no disponían de ningún tipo de soporte discográfico, de hecho nuestra filosofía es publicar material que no esté editado en ningún otro sello. Eso es lo que motivó el nacimiento de Cold Beats.

¿Había interés económico en ese momento? ¿Lo ha habido en algún momento?

Como hemos comentado antes, nunca ha existido ese interés. No hicimos esto por dinero. Un sello pequeño como el nuestro, y basado en estilos tan minoritarios, no puede pretender lucrarse de ello. Lo haces porque te apasiona, depositando mucho tiempo libre en ello sin recibir ningún beneficio económico a cambio, pero sí mucha satisfacción y entusiasmo al ver planchado en plástico negro o editado en cd el trabajo de formaciones que sólo las habías podido disfrutar en soportes digitales, y eso te llena mucho.

¿Por qué empezásteis directamente con el disco de un músico (L’Avenir) en vez de hacerlo con el típico recopilatorio de turno?

Bueno, con Jason (L’Avenir) ya teníamos relación desde The Scrap Mag cuando lo incluimos en el TSM004. Nos encantó su música y el trato con él fue excelente, a parte de ser una persona muy profesional en su manera de trabajar. No dudamos mucho en decidir que sería el encargado de firmar nuestro primer release, y creo que acertamos porque el disco obtuvo muy buenas críticas.

L' Avenir

¿Por qué no habéis apostado fuertemente por alguien de aquí en vez de hacerlo por tres artistas de fuera?

La verdad es que no hay un motivo especial en ese aspecto. A medida que vamos descubriendo artistas y escuchando su material vamos decidiendo qué publicamos y qué no. De hecho en nuestros recopilatorios hemos incluido a artistas nacionales como MyNationShit, Red Blood Divine, Synth Alien, Veinhart o N01R.

¿Por qué miráis mucho más hacia fuera a la hora de hacer los recopilatorios?

No es que miremos más hacia fuera, te repito que no aplicamos ningún filtro a esto. Cuando descubrimos una banda, y vemos que su material es bueno, no miramos su nacionalidad. Si en algún momento descubrimos a algún artista nacional que encaje en la filosofía de Cold Beats no dudaremos en publicarlo.

¿No hay escena oscura aquí que merezca ser plastificada?

No creemos que haya una escena oscura consolidada en este momento en nuestro país. Sí la hubo hace tiempo, pero se fue. Ahora la escena nacional se reduce a unas pocas bandas, por lo menos que encajen en la filosofía de nuestro sello. Pero siguiendo tu pregunta, el día que decidamos publicar artista/banda nacional tampoco dudaremos en plastificarla. 

¿Qué relación existe con The Scrap Mag?

Existe una relación excelente con Fer (nando Benito), fundador de The Scrap Mag. Como amigo que es siempre tenemos su apoyo, tanto a través del magazine ayudando a difundir los lanzamientos y noticias de nuestro sello como en cualquier otra cosa. Es un enorme placer tenerlo a nuestro lado.

¿Cold Beats es una prolongación de TSM?

Una prolongación no, pero sí el causante de la existencia de Cold Beats. Tanto Toni, Albert y Jordi colaboramos con Fer de alguna manera u otra en el magazine digital, tanto en su contenido como en los recopilatorios que se publicaron.

¿Qué os diferencia de Oráculo o de Clásicos del Ruido?

Con Oráculo tenemos más similitud que diferencias. El ejemplo lo tienes en material que ellos han publicado de formaciones como Expect Delays o Identity Theft, bandas que ya publicamos nosotros cuando colaborábamos en The Scrap Mag, y como elemento diferenciador su ritmo de publicaciones es más alto que el nuestro. 

En el caso de Clásicos del Ruido, ellos tienden más a reediciones de discos o canciones que ya se publicaron en su tiempo.

¿Dónde se venden más vuestras referencias?

En Alemania y Francia, países en los que creemos que siempre han tenido una escena consolidada. Aquí, en España, desgraciadamente no llegamos ni al 10% de nuestras ventas. 

Peine Perdue

¿Qué tanto por ciento se lleva el vinilo, el cd y lo digital a la hora de evaluar las ventas?

El vinilo el que más con un 60-70%, 20-30% el cd y 10% el digital.

¿El hecho de que Albert y Toni sean djs es un plus o un freno a la hora de la dirección artística?  

Es más un plus. Como djs y melómanos que somos, ambos tenemos muchas tablas en la tarea de búsqueda de nuevo material, es casi una rutina diaria. Es cierto que nuestros gustos son bastante dispares, y elegir lo que se publica, o no, requiere su consenso.

¿Cómo elegís lo que vais a publicar?

Pura arqueología. Le metemos horas buscando material, tanto en Soundcloud, Bandcamp y otras plataformas. Si nos gusta un proyecto miramos que el artista no tenga sello, y si lo tiene, que el material que tenga no esté publicado todavía. A partir de ahí empieza a moverse la maquinaria.

¿Se mantendrá lo de sacar un par de referencias al año?

Así será de momento, sacar muchas referencias para un sello pequeño, bajo nuestro punto de vista, es un suicidio. 

¿Cómo se os ocurre sacar cds cuando todo el mundo ama el vinilo?

¿Por qué no? Apostamos por todos los formatos, tenemos público para todo, y también hay que pensar en eso. Está muy bien el romanticismo por el acetato, apostamos por ello como consumidores y amantes del vinilo, pero no queremos estar cerrados exclusivamente a eso. Mucho postureo y esnobismo referente al vinilo.

¿Quién se encarga de la imagen del sello?

Jordi Ares en temas de prensa y comunicación, y por otro lado, Jorge González y Toni Baidez en temas de diseño.

¿Qué planes tenéis para el año 2016?

Una referencia cerrada, otra que está ahí ahí... Showcases, a ver si podemos programar algún concierto... ya se verá. 

Luciano Alvarez