Acción Diplomática / Foto Marina de Luis

 

Acción Diplomática Cuerpo y Máquina

La escena actual de ‘nueva ola oscura’ se bifurca básicamente en dos caminos, paralelos y perpendiculares a la vez, que conviven de forma natural y complementaria. Uno eminentemente eléctrico, con ciertos matices sintéticos (Antiguo Régimen, Ciudad Lineal o Wind Atlas), y otro netamente electrónico, pero con mucho regusto de accesibilidad pop (-Y-, Tvnel o Paralelo).

Víctor M. se pasa de un lado a otro, del bajo de cuatro cuerdas al sintetizador monofónico, de CL a AD, sin ningún tipo de rubor ni prejuicios. Un buen ejemplo de que las denominaciones de origen musicales estrictas ya no deberían tener razón de ser. Una aproximación a lo que debería ser un posible futuro coherente para la crisis creativa artística que estamos sufriendo aquí: la mezcla, y remezcla, de verdad.

 

¿De dónde parte tu proyecto en solitario?

Llevaba tiempo dándole vueltas a hacer algo más electrónico. Fue a raíz de algunas experiencias de fuerte cambio durante la primavera de este año, auguradas por la omnipresente carta de La Torre, cuyo significado en el Tarot es el de potente revolución vital. Pasé mucho tiempo en el local de ensayo probando voces, ritmos, efectos... Al principio eran todo improvisaciones que grababa, y decidí estructurar el proyecto a partir de que Guille RØAM me propuso tocar en la primera edición del mercado de arte y artesanía El Parián.

Explícame por favor la influencia del Tarot en tu vida artística y no artística.

La portada del casete es una adaptación de la carta de La Torre en un mazo del Tarot que Guille RØAM tenía en casa. Es un Tarot gráfico y geométrico donde las cartas son muy potentes a nivel visual por los contrastes de color y forma. Nunca le había dado importancia, pero hace unos meses me tiraron las cartas, y había patrones que se repetían. Creo también que estos patrones, que tú puedes interpretar de muchas maneras, te ayudan a identificar cuáles son los puntos que marcan tu vida en cada momento. Para mí funcionan como revelaciones de algo obstruido o acuciante en tu vida que quizá estás reprimiendo, y que se manifiesta a través de esta combinación de cartas. De todos modos es algo extremadamente subjetivo. Llamémoslas llaves al inconsciente.

¿Por qué nace Acción Diplomática tan pronto 'si Ciudad Lineal apenas ha arrancado'?

Ciudad Lineal es una banda que lleva tres años viva, y hemos girado por Europa recientemente con un lp editado. Yo creo que sí ha arrancado, quizá en círculos más subterráneos, pero intentamos ponerle mucha energía a la banda. Acción Diplomática surge de una voluntad de expresión más emocional. CL es una banda política y social con fuerte carga distópica, así que siempre partimos de un discurso frío y distante. AD es romántico y crudo, sigue siendo político por cómo hago las cosas y la toma de decisiones, pero tiene un enfoque más personal.

¿Por qué dejas lo orgánico y abrazas lo sintético?

Lo que me gusta de muchas bandas de minimal wave es su capacidad de generar emociones muy intensas a través de máquinas analógicas. Quería conseguir algo similar. Si piensas en los primeros discos de Depeche Mode, o de gente como Nine Circles, se puede ver que detrás de algo frío, como los sintetizadores, se esconde un corazón y un torrente de sentimientos.

Eres la segunda persona de tu entorno artístico que me habla de Depeche Mode, ¿a qué crees que se debe esa recuperación?

Creo que DM es una banda de pop que siempre ha tratado de ir más allá. Investigando con samplers, grabaciones de campo y una estética fuerte y vanguardista. Han sabido mantener la calidad en su música pese al paso del tiempo, y eso no es habitual.

AD respecto a CL me recuerda un poco a la evolución de Joy Division a New Order, ¿qué opinas?

¡Creo que son palabras mayores! Me gustan las dos bandas. Hace poco surgió con un amigo la pregunta de si New Order hubiese sido igual si Ian Curtis estuviese vivo. Yo creo que sí. Supongo que todo reside en el interés que tengas en las máquinas. A mí me fascinan los sintetizadores analógicos porque generan sonido puro, pero totalmente moldeable, y las variaciones que pueden salir de ahí son infinitas. Supongo que también tiene un punto mitológico. En CL las letras siempre hablan de la relación entre el hombre y la máquina, y justamente este proyecto es la interacción absoluta entre los dos.

Acción DiplomáticaFotos Marina de Luis

¿El cine y tu música van tan ligados cómo parece?

Siempre lo han estado, creo que la música evoca siempre imágenes, y viceversa. Para mí son dos disciplinas muy interconectadas, y me gusta que las canciones tengan una atmósfera palpable y visual.

¿AD es en blanco y negro o en color?

AD es una puerta a los recuerdos, y en ellos hay muchas variantes. Pero creo que las canciones transmiten más melancolía que frialdad. Como pasa en la vida, no todo es blanco y negro, hay mil matices en medio.

¿AD es más optimista que CL en todos los niveles?

No creo que ninguno de los dos proyectos sea optimista, pero quizá AD reflexiona más sobre la pérdida, el amor y el tiempo, mientras que CL es más un vehículo de expresión política sobre la sociedad en que vivimos. Digamos que CL es más analítico, mientras que AD es más visceral.

Percibo que cantas más liberado entre máquinas, ¿notas tú lo mismo?

Puede ser. En este proyecto no toco el bajo sino que controlo el sintetizador y la caja de ritmos. Además, como son melodías bastante simples, pero rítmicas, me da pie a cantar de manera diferente. Como digo arriba tampoco es lo mismo cantar sobre ideas o crear imágenes frías que expresar figuras de tu inconsciente. Siempre va a ser más sentido y sensorial lo segundo.

¿Qué equipo usas?

Ahora mismo utilizo solamente un Korg MS-20 Mini, una caja de ritmos Volca Beats y pedales de delay y reverb para la voz y el sintetizador. Trato de sacarle el mayor partido a lo que tengo.

 ¿Cómo compones?

Pues normalmente parto de un riff muy sencillo. Tiene que engancharme. Si me invita a improvisar algo con la voz, tiro hacia adelante. Improviso sobre ello y grabo algo en crudo. Después trato de estructurarlo sin perder lo inmediato del principio. De todas formas ahora estoy tratando de explorar otros terrenos, cosas más ruidosas o ambientales. Cuantos menos límites haya, más libre y sincera será la música.

¿Cómo grabas?

Las siete canciones del casete que editará RØAM las grabé en el local de ensayo durante un fin de semana de julio con un previo de audio que me prestó mi amigo Álex Sardà. Luego añadí algunos overdubs en casa, sobre todo arreglos de batería. Lo grabé y mezclé yo mismo porque también quería investigar cuál iba a ser el sonido del proyecto. No sé cuántas horas me pasé mezclando. Fue un proceso intenso de aprendizaje, y aún con sus fallos estoy bastante contento con el resultado.

¿Tus letras siguen siempre un estilo o varían según para qué proyecto sean?

Van variando dependiendo del proyecto. Normalmente me planteo hacia dónde se dirige musicalmente la banda, y trato de encajar unas imágenes que den coherencia al conjunto. Algunos temas se repiten siempre: el tiempo, la lucha de fuerzas opuestas, la violencia, ya sea de la masa contra el individuo o del individuo contra sí mismo.

¿Echas de menos trabajar en equipo?

Sigo trabajando en equipo. Son dos cosas distintas, y cada una tiene su propio funcionamiento. Componer solo es más rápido, pero a veces falta una pared con quien debatir la dirección que va tomando el proyecto. Hay que tener mucha fuerza de voluntad para llevar algo en solitario, pero es muy satisfactorio ver los frutos cuando las decisiones funcionan.

¿AD podría ampliarse o siempre serás tú solo?

Me gustaría que hubieran colaboraciones, pero supongo que es un proyecto demasiado personal como para incluir a nadie más en la formación. Las letras surgieron improvisando, casi como escritura automática. Me grababa, las escuchaba, y luego trataba de transcribirlas. Salieron frases que nunca me imaginé que diría. Supongo que es un proyecto más personal, y eso requiere que lo lleve adelante una sola persona.

¿Te ha ayudado alguien en este primer trabajo o tú lo tocas todo?

Marina, el amor de mi vida, es quien recita las frases de Desierto Rojo. Son un extracto de la película de Antonioni Deserto Rosso en que Monica Vitti le explica una historia a su hijo para que se duerma. Éste es el único pasaje luminoso de la película, que por otra parte es bastante gris e industrial. Me gustó ese fragmento, es como encontrar un punto de luz entre los escombros.

Álex Sardà, un gran amigo con quien toqué en mi primera banda, es quien toca la guitarra en la última canción. Solo él podía hacer esas melodías, y en mi cabeza encajaba perfectamente. Hemos estado separados a nivel musical, cada uno en sus proyectos, pero unidos en lo personal, y me apetecía que formase parte de esta etapa.

¿Por qué crees que AD me resulta más asequible que CL?

CL es una banda concepto, como pueden ser Aviador Dro, Kraftwerk o Devo. La estética de las letras, los vídeos y las fotografías de la banda siempre están muy cuidadas, y el discurso no es sencillo de digerir. Necesitas bastantes referencias, incluso artísticas, para entender ciertas cosas. Supongo que AD es más romántico, más rítmico, y apela al corazón más que a la cabeza.

Acción Diplomática / Fotos Marina de Luis

¿Has solucionado bien llevar AD al directo?

A fecha de hoy (9 de octubre) sólo he tocado una vez. Ése fue el primero, y quizá me concentré mucho en llenar el sonido, por eso le pedí prestado a Susana de CL su teclado, un emulador de sintetizadores con el que hacía los leads. Ahora estoy tratando de funcionar con lo que tengo, así que el set ha variado bastante. Tengo cuatro conciertos planeados, y tocaré solo con un sintetizador, una caja de ritmos y voz. Por el momento quiero exprimir esos elementos, y ver hasta dónde llego. Esperemos que a la gente le guste.

¿Qué tal fue el primer concierto?

Hubo buena recepción, más de lo que esperaba de hecho. Al ser algo bastante personal pensé que algunas personas entrarían en ese universo y otras no. Por suerte bastante gente me ha escrito interesándose por el proyecto.

¿Qué harás el 17/10 en La Residencia?

Un set de veinticinco minutos con algunas canciones nuevas y otras antiguas, conectado entre sí, y más crudo y directo de lo que suena en el casete.

¿Qué te parecen Zotal y Luz Oscura como compañeros de cartel?

Tanto ellos, como Coàgul, me parecen proyectos que tratan de investigar en la síntesis y las texturas, y lo hacen con gran personalidad. No podría estar más contento de tocar por primera vez como Acción Diplomática en Valencia, el lugar que me vio crecer y de donde escapé ya hace ocho años.

¿Habrá trabajo videográfico complementario como en CL?

Al principio existía la idea de grabar un vídeo en una isla, pero por diversos motivos no se pudo hacer. La canción era Exilio, y Marina iba a ser la protagonista. La idea era recrear el ambiente de esa escena de Desierto Rojo que comentaba antes. Conforme me hago mayor me doy cuenta de que cuanto más sincero eres con lo que haces, mejor lo puedes contar. Antes trataba de esconder de dónde vengo, algunos de mis intereses, etc., ahora me he dado cuenta de quién soy, y de que la sinceridad es el único camino para hacer algo puro.

¿Seguirás con el formato casete?

Me gustaría simultanear las dos cosas. Ahora mismo quiero juntar algunas de las nuevas canciones que he hecho y volver a grabar, pero también probar cosas nuevas. Me gusta la instantaneidad del casete, es un modo barato y sencillo de editar. He estado probando cosas muy diferentes, y sí, me gustaría ir editando a menudo, pero eso el tiempo lo dirá.

¿Cuándo sale la cinta?

La cinta sale el 15 de octubre. Mi idea era hacer algún tipo de presentación, pero no sé si dará tiempo. En todo caso las tendré en los conciertos previstos para el invierno.

¿Cuándo estará el link del Bandcamp?

Ya están subidas las canciones al Bandcamp para que la gente las pueda ir escuchando y haciendo el pre-order. Para mis amigos no será ninguna sorpresa porque muchos ya han escuchado las canciones y me han dado consejos y ánimo a la hora de mezclar y dar coherencia a los temas.

¿Has previsto fotos 'oficiales'?

En verano Marina me hizo unas fotos en la Fundación Joan Miró. A mí siempre me ha interesado el surrealismo y el reflejo del insconsciente: Lorca, Buñuel, Vicente Aleixandre... pero nunca me había fijado en Miró. Marina me abrió los ojos, y nos dimos cuenta de que el edificio y las obras de Miró podrían funcionar como escenario para unas fotos de AD. La sensación de escenario soñado es bastante fuerte, y eso me encanta.

¿Has pensado en que te hagan remezclas para AD?

Pues no es algo que haya planeado, pero no me disgustaría.

¿AD podría llegar a ser música de 'baile'?

Sí, pero, ¿qué tipo de baile? Ésa es la cuestión. Ahora mismo creo que es música introspectiva, aunque fuertemente rítmica. En un futuro creo que puede orientarse hacía lo bailable, pero siempre en un sector muy concreto de gente. No a todo el mundo le gusta este tipo de música. De todos modos el baile es algo catártico, comunicativo y ancestral. Me encantaría que AD se pudiera bailar.

¿Qué opinas del trabajo de Paralelo?

Raúl es un buen amigo mío, gran músico. Es muy visceral, y por eso su música no deja indiferente. Creo que ésa es la clave, explorar al máximo lo que eres y no esconderlo, sino potenciarlo. Está preparando un lp que seguro que será una joya. Y siempre que le veo me inspira positividad.

Luciano Alvarez